BUSCAR
PUBLICACIONES
Turismo en el Garraf
playa, montaña y bici todo el año
registrar
La Transnevada, Segura, Cazorla y Las Villas.
La Transnevada, Segura, Cazorla y Las Villas.
Fecha publicación:  23/10/2014
Autor:  slow

Resumen

Un viaje  17/06/2013

Prologo 18/06/2013

Presentación 19/06/2013

Prevision de las etapas 21/06/2013

Día 1 Sant Pere de Ribes-Deltebre 22/06/2013

La familia de Candido

Día 2 Deltebre-Torreblanca (en Torrenostra) 23/06/2013

Día 3 Torrenostra (playa de Torreblanca)-Azuebar y más allá... Sagunto. 24/06/2013

Día 4. Sagunto-Chulilla 25/06/2013

Día 5. Chulilla-Villamalea 26/06/2013

Día 6. Villamalea-Ruidera 27/06/2013

Día 7. Ruidera-Segura de la Sierra 28/06/2013

Día 8. Segura de la Sierra-Pozo Alcon 29/06/2013

Día 9. Pozo Alcon-Abrucena 30/06/2013

Día 10. Abrucena-Posada de los Arrieros (Bayarcal) 01/07/2013

Día 11. Posada de los Arrieros (Bayarcal)-Pitres 02/07/2013

Día 12. Pitres-Lanjaron 03/07/2013

Día 13. Lanjaron- Iznalloz 04/07/2013

Día 14. Iznalloz-Jodar 05/07/2013

Día 15. Jodar-La Carolina 06/07/2013

Día 16. La Carolina-Villanueva de los Infantes 07/07/2013

Día 17. Villanueva de los Infantes-Las Pedroñeras 08/07/2013

Día 18. Las Pedroñeras-Alconchel de la Estrella 09/07/2013

Día 19. Alconchel de la Estrella-Cañete 10/07/2013

Día 20. Cañete-Orihuela del Tremedal 11/07/2013

Día 21. Orihuela del Tremedal-Calamocha 12/07/2013

Día 22. Calamocha-Escatron 13/07/2013

Día 23. Escatron-Amposta  14/07/2013

Día 24. Amposta-Sant Pere de Ribes 15/07/2013

La despedida al viaje 17/07/2013

 


Resumen

El viaje del verano del año 2013 se presentaba como un viaje más, lleno de ilusiones, de ganas, de alegría si bien algo se seguía moviendo en mi interior, algo que lentamente se asomaba y se aproximaba a mi presente.

Tenía que volver, los ciclistas somos cabezones, no podía dejar de lado la posibilidad de subir a ese punto cardinal que está en Andalucía, en Sierra Nevada, en Granada... un nevero me paró en mi Transandalus y eso me dejaba con las ganas de volver.

Se había abierto una ruta circular por Sierra Nevada: la Transnevada.

y pensé: que mejor oportunidad para volverlo a intentar?

así que idee un recorrido plagado de guiños al pasado y con proyección de futuro, que pasaba por la mayoría de esas manchas verdes que vemos en los mapas de carreteras y con nombres de parques o de espacios protegidos...

por último le hacía un requiebro a otro punto cardinal imbricado en la guerra civil... algo único y que nos permite no olvidar o cuanto menos pensar.

me plantee hacer dos relatos en los foros: uno resumido y otro extendido de forma que quien quisiera leer poco y ver mucho pudiera seguirme en el resumido y quien quisiera ver y saber algo más pudiera también hacerlo...

Algo tenia en mente más allá del viaje, siempre me suceden esas cosas... voy sumando durante el año.


Un viaje

 

La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.

La vuelta a Andalucía en busca de la nieve.

 

Existe un lugar, un punto de esta península que cada mañana, sin proponérselo, recoge y es receptor de un regalo:

El primero de los rayos del sol.

Ese punto, merced a la curvatura de la corteza terrestre tiene ese privilegio cada día, cada mañana desde hace miles, millones de años…

En el año 2010 intenté ver ese punto cardinal que no es el oeste, que no es el sur o el norte, que no es el este… es un punto elevado sobre la tierra, sobre esta tierra llamada península Ibérica.

Se alza sobre el mar 3396 m, es el Veleta, en Sierra Nevada.

Ese es el destino principal del viaje que próximamente voy a iniciar.

https://www.youtube.com/watch?v=Wn6IECp3aeQ

(Above & Beyond - Good For Me)

 





De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.


Prologo

En el foro de Andalbike, web andaluza de viajes en bicicleta, suelo publicar los viajes que realizo, lo hago desde el año 2010 cuando a la vuelta de mi primer viaje por Andalucía, la Transandalus, por circunstancias que ahora no viene al caso, sus promotores se pusieron en contacto conmigo y me invitaron a hacerlo.

Como alguno sabéis suelo hacer dos viajes en el año de una duración de más de quince días y así ha sido en el pasado año.

El último comentario que Miguel Angel hizo en el hilo del viaje que abrí en ese foro en el que publicaba el viaje del invierno pasado: la sexta vez que he llegado a Santiago

fue:

“………………..Enhorabuena por este nuevo viaje anidado ya en el zurrón de las vivencias, experiencias y recuerdos. Con tantos viajes en tus piernas no sé si te queda mucho por conocer en nuestra querida piel de Toro.
Lo dicho, a seguir con esa ilusión y como siempre muchas gracias por compartirlo con quienes nos apasiona eso de ir de un sitio a otro a pedales ……….”



Leí el comentario y me quedé pensativo… tengo la costumbre de no postear, una vez concluido un viaje, pienso que ya he dicho todo lo que debía de decir del viaje cuando he realizado la despedida del mismo. La despedida en realidad viene a ser, en ocasiones, un resumen, otras son reflexiones o a veces son vivencias que intensamente he saboreado mientras el viaje era una realidad….

En muchas ocasiones la despedida la he podido preparar con anterioridad al final del viaje y otras la he ido pensando mientras viajaba.

A ese comentario, mis dedos querían dar respuesta pero mi mente se negaba, ahora Miguel Angel, a puertas de un nuevo viaje que tiene como objetivo vivir nuevamente tu tierra, que es la mía, te quiero contestar.

…. Si, tienes razón, pienso que solo me falta una provincia por la que transitar de esta nuestra España peninsular, que tengo mucho vivido, que daré el salto a las islas en cuanto pueda y que posiblemente no me importará, al contrario, descubrir que hay más allá del estrecho, iré a Ceuta, a Melilla… no quiero dejarme de perder nada de todo eso que llamamos España…

Digo a veces que el hilo fino con el que pespunto la geografía ha recorrido todo o casi todo, son años, muchos años, primero fue con mi mujer y luego solo, se que ir solo es lo que me permite hacer lo que hago: compartir los viajes en la forma en la que lo hago, se que si fuera acompañado no podría hacerlo de la manera en que lo hago, lo se.

Aprendí a buscar ese plus que he visto en ocasiones que parece que nos falta:

Ilusión…

no la ilusión por viajar sino permanente ilusión mientras se prepara el viaje y más adelante ilusión cuando se viaja… miraba esa frase tuya escrita y me preguntaba…

¿Cuantas veces me he enfadado mientras viajo? No recuerdo ninguna, ni tan solo en aquella ocasión que alguien apostillaba mis vivencias justificando lo que para mi no tenía justificación ni yo pretendía obtenerla, ni tan siquiera buscaba una explicación…

¿cuantas veces?, me preguntaba… ninguna.

Y ahora, vuelve a ocurrir, la ilusión se agolpa en mi mente.

con la ilusión de llegar a esa tierra maravillosa, con la esperanza y seguridad de encontrar lo que busco, sabiendo que allí como una realidad inmensa existe lo que pretendo alcanzar.

Andalucía, enorme, inmensa, de raíces que se pierden en la noche de los tiempos, de cultura inabarcable, de pasado esplendoroso espera y yo, lentamente me aproximaré para que me recoja, me guarde y cuide en su ser, me enseñe nuevamente lo que ya me ha explicado en otras ocasiones y no solo no me cansa pero espero que en esta nueva tanda de vivencias lo haga con más calma con más vida.

Andalucía es el horizonte, una parte de su geografía es el viaje.

Ya estoy en sueños en Andalucía, ahora tan solo tiene que llegar mi cuerpo.

Slow cree poder con todo y pepe le dejará hacer, esas etapas un tanto duras y largas hasta llegar a la increíble Jaén en el mes en que partirá hacia su destino veraniego que es en este mes de Junio.


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.

De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Presentación


En realidad ya estaba anunciado: mí vuelta a Andalucía, a una parte de la inmensa Andalucía. Era algo que sabía que iba a hacer como también se que no será la última vez, a poco que pueda, tengo en mente volver a recorrer nuevamente todas y cada una de sus provincias.

Fue en el 2010 cuando la ambición estaba en su punto álgido y miraba el tiempo, los mapas, los recorridos e imaginaba un viaje en el que la dureza tan solo competiría con la naturaleza… como así fue.

La Transandalus, la vuelta a Andalucía, que recorre las diferentes provincias andaluzas fue en aquel momento mi objetivo, un viaje cercano a los cuatro mil kilómetros que repetiré, a mi manera…

A poco que pueda lo haré, no es este el momento pero más adelante simplemente lo volveré a hacer.

En los viajes recibes impactos brutales de vistas que te sobrepasan, de condiciones climatológicas a las que nunca puedes estar acostumbrado, la gente te demuestra día a día que no es gente, que son mucho más que eso: son personas, algunas muy grandes, mucho más de lo que imaginas, en aquel viaje lo pude comprobar en muchas ocasiones con Pedro, con Andrés y su familia, con Antonio y su señora, con Juan y su familia, con todos y cada uno de los que se acercaron a coincidir o simplemente me topaba o se topaban conmigo pero sobre todo recibes aquello por lo que haces las cosas: una inmensa satisfacción por tan solo hacerlo.

Ahora tres años más tarde me dispongo a repetir algo que viví en aquellos momentos, visitaré una parte de Jaén que es mi perdición, de Almería que es mi retiro y de Granada que es mi pasado, provincias que ya cuando pasé en aquel año no me dejaron indiferentes, recorreré parte de aquellos tramos que recorrí pero con otros puntos cardinales en mi mente, de otra forma, buscando otras cosas, alguna de ellas quedaron pendientes de realizar en aquel año…

Ahora el objetivo no será llegar, será completar la jornada según el plan marcado, no será en definitiva viajar con ambición en el objetivo y extremadamente mesurado en las formas. En esta ocasión será un viaje cercano a la forma de hacer un viaje más slow.

La diferencia se llama tiempo, tengo tiempo…

La Transnevada es una ruta señalizada, promovida por la Junta y apoyada entre otros por Andalbike, en realidad de esta web extraje la idea tal y como en su momento les comenté a los propietarios de esta web

http://www.andalbike.com/reportajes/105/-la-transnevada

La ruta de las cinco Villas, en la sierra de Cazorla por el GR 247, forma parte de algo que vi en aquel viaje que pienso repetir, fue Pedro quien también me habló de esa ruta.

http://www.rodadas.net/foro/topic/gr-247-circular-sierra-de-cazorla-segura-y-las-villas

en la que si bien de otra forma ya iba pensando, su comentario hizo que estallara en mi mente nuevamente un nombre del que el y el gran Andrés me hablaron en su día: Los Campos de Hernan Perea, quiero volver a amar esa parte de esa tierra.

Se acerca el día, es verano, comienza a hacer calor y lentamente slow se va creciendo con el paso de los días, pepe tiene puestos los ojos en un horizonte algo lejano y ya se le ha instalado una media sonrisa, casi enigmática, la soldada maquillada para la ocasión va calentando todas y cada una de las partes que la componen y tan solo le falta que le den el banderazo para volar bajo y bob tan solo espera y expectante vuelve a sonreír.

Algo crece en torno a los cuatro, se llama pasión…

La pasión por viajar, de conseguir disfrutar de ello, de vivir, tan solo vivir.

Nos vamos?

La pasión estallando lentamente, con un rumor lejano que va creciendo en intensidad, que presagia viaje, bici, disfrute…

La pasión consiguiendo lo que busca, escapar, escapar de las costuras que la envuelven, la pasión en busca de su libertad.

La pasión es viajar.


Esta es la previsión de las etapas que espero poder realizar

Etapa 1 Sant Pere de Ribes (B)- Deltebre (T)
Etapa 2 Deltebre (T)- Torreblanca (Cs)
Etapa 3 Torreblanca (Cs)- Azuebar (V)
Etapa 4 Azuebar (V)- Chulilla (V)
Etapa 5 Chulilla (V)- Villamalea (Ab)
Epapa 6 Villamalea (Ab)- Ruidera (Cr)
Etapa 7 Ruidera (Cr)- Segura de la Sierra (J)
Etapa 8 Segura de la Sierra (J)- Pozo Alcon (J)
Etapa 9 Pozo Alcon (J)- Abrucena (Al)
Etapa 10 Abrucena (Al)- Bayarcal (Al)
Etapa 11 Bayarcal (Al)- Portugos (Gr)
Etapa 12 Portugos (Gr)- Monachil (Gr)
Etapa 13 Monachil (Gr)- Iznalloz(Gr)
Etapa 14 Iznalloz (Gr)- Jodar (J)
Etapa 15 Jodar (J)- La Carolina (J)
Etapa 16 La Carolina (J)- Villanueva de los Infantes (Cr)
Etapa 17 Villanueva de los infantes (Cr)-Pedro Muñoz (Ab)
Etapa 18 Pedro Muñoz (Ab)- Alconchel de la Estrella (Cu)
Etapa 19 Alconchel de la Estrella (Cu)- Cañete (Cu)
Etapa 20 Cañete (Cu)- Orihuela del Tremedal (Te)
Etapa 21 Orihuela del Tremedal (Te)- Calamocha (Z)
Etapa 22 Calamocha (Z)- Belchite (Z)
Etapa 23 Belchite (Z)- Gandesa (T)
Etapa 24 Gandesa (T)- Sant Pere de Ribes (B)

 

y que se que no lo haré cuanto menos en tanto que es muy difícil ser exacto en su totalidad, por eso las considero como previsiones.


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.

De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

 

Etapa 1.

 

Sant Pere-Deltebre

 

Es difícil, lo se, intentar nuevos recorridos, obtener nuevas imágenes ver algo diferente en el inicio de un viaje y ello es así porque las salidas, cuando hay ciento ochenta grados de mar a mi alrededor, son limitadas.

 

Y ello también ocurre en el sur… en cada ocasión en la que he ido al sur finalmente te encuentras con recorridos vividos, con imágenes que son aquellas que viste en alguna ocasión y todo eso debe de ser visto con normalidad por el viajero que sale de un origen que no cambia, que permanece inamovible, aquí en mi pueblo, dos torres sobresalen de todo, tan solo la naturaleza es más alta que las torres que miran al horizonte, el viento, la lluvia, el frío, el calor… las torres soportan impasibles sus embates y yo testigo del tiempo las veo cerca, se que me llaman, que me transmiten mensajes insondables, que vuelven, como siempre, a animarme a que viaje a que sueñe despierto a que busque y encuentre.

 

Ayer, en la noche llovió, llovió y tronó, me desperte… y de un zarpazo pensé en un segundo… llevas la ropa de agua?

Si, me contesté, al tiempo que seguí durmiendo…

 

La mañana suave, calida y decorosa ha comenzado como en tantas otras ocasiones, la oscuridad presidía la noche que se movía sobre la cama, una vuelta enlazaba con otra media vuelta que desprendía calor y sudor, una luz azul, como siempre, rasga el color negro de la habitación que junto al silencio envuelve la noche… la luz se acompaña de cuatro dígitos separados por dos puntos que sobre una pantalla marcan la hora y llega un preciso momento en el que sucede lo que no es un despertar, es un salto que se precipita hacia el vidrio que separa el exterior del cuerpo semidesnudo que tras el, busca en el cielo una claridad, claridad que le impide seguir en posición horizontal y le anima a ponerse en marcha.

 

Ha llegado el momento.

 

Rafa no estaba esta mañana en su quehacer diario y pepe busca lo que cada año denomina cumplir su ritual, ritual que consiste en no mirar hacia su espalda en busca de esas torres, ritual que no es otra cosa que realizar esa parada en la que el humo del café lentamente penetra en su ser, busca hacer las fotos que marcan el inicio de las fotos de un nuevo viaje, busca, tras decir adiós, sonreír fugazmente tras sus gafas, bajo su casco, sobre su bici, comenzar a pedalear cuesta abajo seguido por su remolque, recordando aquella frase tan apropiada en esos momentos.

 

                            ….Hasta los mayores viajes comienzan con un solo paso….

 

Busca volver a sentir ese vértigo que le da tan solo imaginar lo que tiene por delante y que sabe que si lo pudiera ver desde el aire posiblemente no se atrevería a realizar.

 

La mañana se ha ido haciendo y tras la boveda cubierta de nubes, al sol de este verano algo pegajoso se le ha unido la brisa que junto al mar acariciaba al viajero, Vilanova me dice adiós, sabe lo que me propongo, me lo ha preguntado en innumerables ocasiones y llegó un momento en el que le confesé mi propósito.

Cubelles me sonríe y me ha dicho que Cunit me esperaba al igual que Calafell para despedirse, allí en su puerto he desayunado nuevamente aquello que busco casi siempre, lo que es un manjar que está aquí como en tantas ocasiones esperándome.

Las playas de El Vendrell han dado paso al Roc de Sant Gaietá, ha sonado el móvil y yo impasible no le he prestado atención al tiempo que he dado paso a pasar por su camino de Ronda, prohibido para las bicis, acercarme a una festiva Torredembarra donde un faro, el faro, aguardaba mi paso como siempre lo hace, como siempre lo ha hecho, como siempre lo hará.

Ha vuelto a sonar el móvil y ha sido en ese momento cuando la duda se ha instalado en mi mente… he mirado de quien se trataba y el nombre que he visto me ha hecho sonreir…

a-Donde estas? Yo estoy en Salou

b-Pero hombre!!! Yo estoy cerca de Torredembarra… jaja

a-Quedamos en Tarragona?

b-Venga, quedamos en Tarragona

a-En la puerta de la catedral…

b-oK.!!!

 

No parecía tener tiempo o esa era mi sensación, el mar me mandaba destellos de luz y sal y yo no le hacía todo el caso que se merecía tal vez porque no quería acostumbrarme a su presencia puesto que en esta ocasión lo voy a tener cerca durante muy pocos días, haber quedado con Candido (pollo11 en el foro de rodadas) me hacía apartarme un poco de mi historieta del día de hoy…

 

Tarragona sueña con ser lo que representó en el pasado, su lugar en la escena mundial. Tras gastarle una pequeña broma a Candido mientras tomabamos unas cervezas junto a la Catedral hemos iniciado la marcha. Pineda, Salou, Cambrils saben a turismo, a playa a sol, en pleno auge veraniego siguen abarcando tesoros que comparten con otras formas de viajar con otras formas de entender la vida que no son la mía.

 

Y tras Cambrils… aire.

 

Aire y magia, de la cual luego os hablaré, la magia de Ana, de la familia de Candido, de ese darte todo de forma absoluta, sin esquinas, como el que bebe agua…

 

Mi casa no era una extraña en la casa de Candido….

 

El disfrute era poco y la sensación de haberse parado el tiempo era algo más que una realidad.

 

Pero… el viaje debía de continuar.

 

No es la primera vez que me ocurre: tener esa sensación de descompresión que se produce cuando por fin crees encontrarte con la naturaleza y eso se ha producido, como en otras ocasiones, en las cercanías de esa construcción tan horrenda como necesaria.

 

La playa de la Almadrava me quería seducir sin conseguirlo, no hace tanto tiempo que pasé por aquí y eso me ha ayudado a continuar.

Hay un camino un tanto escondido del que he hablado en ocasiones y que permite no pisar la “nefasta” N-340 que lleva camino, sin conseguirlo, de ser una carretera normal cuando la “imposible” A-7 la desdoblen en esta tierra llamada Cataluña. Ese camino es una gozada para los sentidos…

L'Ampolla vive San Juan, junto al mar habían montado un tinglado a modo de: lo paso bien mojando al toro o intentandolo...

Y tras el, el delta del Ebro ha aparecido ante mis ruedas que solicitas querían devorar, la tarde se echaba queriéndose hacer noche en mi quehacer pero slow, aceptado en su manera de hacer en estos primeros días por pepe, no quería permitir que eso ocurriera y ha llegado a Deltebre siendo aún de día… y es que aquí hay algo que quiero ver mañana a primera hora, un lugar un tanto especial que mensajera compartió con la soldada cuando la primera se presentó en sociedad y aquella no pudo disfrutar en su justa medida…

Cena…. En casa, la nevera me ha sonreído cuando la he dejado apenas sin carga… tan solo alguna botella me ha dicho adios desde su puerta

Desayuno 1… En casa, la nevera me ha dicho adiós, cuídate, saluda a Tosta

Desayuno 2… frente al puerto de Calafell hacen unos xuxos de crema que quitan el sentío.

Comida… en la casa de Candido Ana hace un arroz exquisito y lo que es mejor es que es tu arroz.

Alojamiento… Albergue Mossen Antoni Batlle

 

las fotos de un día placido, suave.... Candido

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634313314271/

https://flic.kr/s/aHsjGm4jLF

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2143949

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8120844


La familia de Candido

Para Candido y su familia.

 

                                             A que saben los besos bajo el agua de mar?

 

                                Que sienten las olas cuando sobre ellas cabalgan las tablas de surf?

 

Tal vez les hacen cosquillas, al fin y al cabo las tablas tienen pulida su superficie y la persona que va sobre ellas hace diferentes presiones con el peso de su cuerpo sobre ellas.

 

¿Acaso no es humano soñar que eres por momentos una parte de ese agua infinita llamada Mar u Océano?, humano es soñar con nuestro planeta al que le cambiamos el nombre tan solo porque dejamos de vivir en el agua.

 

Lo desconocido es la energía que le da el avión al aire cuando lo atraviesa al volar, como la que le transmiten esas tablas al mar al volar sobre el agua.

 

                                           ¿A que saben los besos bajo el agua del mar?

 

a lo que se siente cuando, acogido por esas personas que demuestran, que lo demuestran sin necesidad que estas en su mundo siendo tuyo, a lo que se siente cuando ejercitan humanidad como el respirar, a lo que se siente cuando hacen cosquillas en el alma de quien se acerca a ellos como algo natural.

 

                                                  A eso saben los besos bajo el agua del mar.

                                                                         gracias familia.


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.


Etapa 2.

Deltebre- Torrenostra (Torreblanca)

 

Cuando comencé, con el año que comenzaba, cuando me pude desprender de la pereza que dan esas fiestas ahora lejanas que conocemos como navidades y pude planificar este viaje, me surgieron las mismas dudas, las mismas preguntas que no siempre tienen las mismas respuestas.


Si, quiero ir a Andalucía, me dije pero… por donde?

 

Acaso es una buena idea repetir el baño de paseos que ya conoces junto al mar o quizás tendrás tiempo para recorrer algo más que esa linde que se sitúa junto a esa lámina de agua que parece no tener fin.

La respuesta la encontré en una zona verde que apareció en aquel mapa que miraba, en ese mapa situaba los que eran mis dos objetivos principales en este viaje…

La mancha verde se llamaba: Las hoces del Gabriel, así fue como descubrí que tal vez en esta ocasión debiera de visitar aunque sea fugazmente algunas de esas manchas verdes salpicadas que veía por el mapa.


Concluí en que si bien en otro viaje cacé faros, en este sería un cazador de manchas verdes me dije, un coleccionador de espacios de los que hay que reivindicar no solo su existencia, también de la necesidad de que sean más y más extensos …


En la mañana reinaba la quietud, el paso del río y la llegada al Poble Nou ha sido un paseo, allí algo me esperaba; recorrer el Trabucador o brazo sur del delta del Ebro, el viajero tenía una sensación extraña como lo es el comprobar que a un lado de ese brazo de tierra las olas sueñan a mar y al otro el agua se mece en la quietud. Pero hoy eso no era así, hoy la quietud estaba a ambos lados del brazo: quietud en el mar, quietud en lo que parece una laguna. Una antigua fábrica de sal ha salido a mi encuentro poco antes de tener que dar la vuelta sobre mis pasos y continuar mi marcha si bien la punta de la Banya me ha permitido un pequeño recorrido exploratorio, la fabrica de sal estaba protegida por un risueño candado que no me hubiera parado sino hubiera visto un letrero de no pasar...

El sol ha pasado de calentar mi espalda a deslumbrar mis ojos causándome esa sensación que solo el verano enseña en el delta: la humedad que se ve en el aire, la humedad que parece tintinear en el horizonte. Ha sido en ese momento en el que me he acordado de la playa del Fangar que ayer estuvo relativamente cerca de mi rodada, en la que se ven espejismos, tal vez no esté tan lejos de poderlos ver, me he dicho.


La primera mancha del día de hoy tenía nombre que acompaña a otro: Peñíscola, que no me deja indiferente, ese nombre limita por su otro extremo con Alcossebre, la Sierra de Irta sigue causándome un inusitado impacto a pesar de que en los meses de estío está muy frecuentada, a eso contribuye sin duda que aquel camino que la protegía hoy está revestido de asfalto y hormigón y ya sabemos que ocurre cuando se puede acceder a un territorio fácilmente en coche…

Pero el parque que es sierra, que es roca, que es arena en pequeños y preciadas zonas conserva lo que en su momento me hizo pensar en la caricia que el mar procura a esa parte de la costa a la que mima y sorprende, no se si tiene algo que ver en todo ello la Torre de vigía que en lo largo de su historia ha tenido diferentes nombres como nombre tiene aquello que en los escritos ha tenido diferentes traducciones de culturas diferentes.

Entrada elevada, defensiva, con fuego cercano, dispuestos a morir sus ocupantes por el acoso y asedio del invasor… eso era, fue, la Torre Badum que corona ese peñasco que se alza sobre el mar.


Tras una urbanización desierta y algo desangelada aparece en la tarde tardía el refugio del día de hoy, lindante con un parque natural que recorreré a primera hora de mañana.


Cena…. En el albergue.

Desayuno 1… En el albergue

Desayuno 2… En Poble Nou, bar Español con mercadillo incluido.

Comida… Restaurante Morrongo en Benicarlo

Alojamiento… Hostal Pardo en Torrenostra/Playa de Torreblanca

 

Manchas verdes que debieran de crecer.


Tarragona-El delta del ebro

Castellon-La Sierra de Irta.

las fotos del dia 2

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634322959955/

https://flic.kr/s/aHsjGmUL6z

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2156013

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8130234


Creo que en algún momento he hablado de la teoría de las miguitas de pan... la teoría de las miguitas de pan consiste en que creo que cuando viajo voy dejando miguitas de pan por donde paso, esas miguitas pueden ser la compra de una bebida, el desayuno o el propio alojamiento, es una pequeñísima contribución que hace que crea que exista aquello que necesito... ese super, esa cafetería, ese restaurantes, ese hotel... esa conexión de wifi....

Estaba cenando en el hotel de Torrenostra al tiempo que iba trabajando con internet, iba subiendo las fotos, moviendo los textos, trabajando con el recorrido y de pronto aparece un señor montado en un caballo cantando... vestido a modo de Mariachi

No me lo podía creer, gracias a que tenía junto a mi la cámara de fotos pude compartir el evento....

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.

 

De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

 

Etapa 3.

Torre Blanca-Azuebar y más alla… Sagunto

 

Ayer vino un Mariachi, ayer vino la luna, ayer… brillaba negro y plano el mar.

Del Parc Natural Prat de Cabanes-Torreblanca no debiera de hablar, tan solo puedo constatar que es de las pocas zonas vírgenes de nuestra geografía que quedan frente al trillado mar mediterráneo, el parque muy plano y autoprotegido por la propia tierra y el agua sigue incólume como la última vez que pasé junto a el.

Tras rodear al parque algunas poblaciones muy conocidas han salido a mi encuentro, algunas demasiado conocidas como Oropesa, otras que despiertan ritmos y festivales como Benicassim que bulle a ritmo de bronceador y sol. Bordeando Castellón he pasado sin pena ni gloria, demasiada gente, demasiada actividad veraniega, lo normal,

Almassora ya en el interior me acerca al cauce de un río que también reposa en mi memoria, el Mijares.

El paso ha dejado paso al sorpasso para despedirme del mar, lo se, en el recorrido de este año el mar queda atrás sin remisión, como los segundos por lo que transcurre la hora que acompañada de los minutos acompaña a los segundos... atras queda el mar al compás de las pedaladas mientras me iba desplazando a lo que es evidente a poco que alzaba la vista: el perfil en alto…

 

Mi camino ha continuado por momentos con el sol enfrente que ha ido pasando como esos segundos a mi derecha allá por donde quería descabalgar del cielo y yo en este tercer día he querido dejarlo colgado en el cielo para visitar una población que siempre me causa admiración: Vila-real

 

Sorprendente.

 

Vila-real es para este viajero sorprendente y no me refiero a lo más conocido: el futbol o el ahora caído mundo del azulejo. Me refiero al hermanamiento de esa ciudad con mi conocida y muy próxima Vilanova i la Geltrú y sobretodo con la, desde aquí, aún mas cercana Burriana.

 

Cuando he visto esa circunstancia he recordado una frase que he tenido que buscar:

 

Cada guerra es una destrucción del espíritu humano (Henry Miller)

 

Y he pensado: porque nos empeñamos en guerrear permanentemente?

 

El Oeste ha aparecido nuevamente en mi camino, la siguiente mancha verde se ha dibujado en mis mapas y con ella también la sonrisa en mi cara, quizá este viaje de manchas verdes me permita ver otro aspecto diferente del verano plagado de cuerpos semidesnudos que buscan desesperadamente al sol…

 

El Parc Natural de la Serra d’Espada con un pico que supera los mil metros de altura era, para mi un perfecto desconocido por lo menos hasta hoy. Como mucho había visto alguna señalización sobre su existencia, hoy lo he podido atravesar transversalmente camino del Palancia, río que limita con el parque y cuyo nombre me ha trasladado momentáneamente a Sagunto, momentáneamente?.

 

Existe algo sorprendente en esta sierra: el murciélago herradura, con más de quinientos ejemplares es uno de los mayores enclaves en la península de estos animales esto lo vi meses atrás cuando busque información sobre el recorrido por estas tierras.

 

Tras Artana, Eslida es una población que llama al tiempo, que se recrea en el tiempo, que para el tiempo, un descubrimiento feliz.

La subida era dura, pero se ha convertido en mucho más dura tras esa población y es que la sucesión de paellas me han hecho ganar altura hasta coronar el punto más alto de estos días, el nombre del puerto Nariz me ha sonreido quedando algo más al Sur mientras que el Puerto de Eslida ha sido el punto cumbre. A partir de ese momento el caer ha sido una delicia al tiempo que las paellas por ese otro lado de la montaña eran más delicadas que las que he debido de afrontar en la subida.

Chovar era minúsculo y tras preguntar por algún alojamiento y comprobar que no había nada, me he acercado a lo que era el final de etapa en un pueblo desconocido: Azuebar, que pertenece al Parque pero….

 

Los viajes tienen esas cosas, el Hostal estaba cerrado y aquí ha comenzado un deambular que ha concluido cerca de Sagunto… y por tanto "volviendo de alguna manera sobre mis pasos"

 

Mañana deberé de improvisar la ruta

 

Cena…. En el Hostal, Mariachi y caballo incluido

Desayuno 1… en el Hostal, eso si, el Mariachi estaría durmiendo… digo yo…

Desayuno 2… en Torre la Sal

Comida… en Vila-Real Restaurante Avenida Alemania

Alojamiento… en las cercanias de Sagunto: La pinetá

 

Manchas verdes que debieran de crecer.

 

Tarragona- El delta del Ebro

Castellon-La Sierrade Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada

 

las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634306180343/

https://flic.kr/s/aHsjGkqL6V

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2564780

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8136760


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 4.

La Pineta(Sagunto)-Chulilla

Ayer acabé en un sitio insospechado lejos de la ruta para ello debí de recorrer un trecho de la ruta que tenía previsto realizar en el dia de hoy, así, la mañana ha comenzado deshaciendo el camino, hasta Estivella, allí me he liado un poco pero sabía bien cual era la alternativa que debía de realizar: subir de verdad.

Con pendientes superiores al 15% no he tenido más remedio que descabalgar de mi bici… el Puerto de Garbí está señalado como uno de los Cim que se empeñan en hacer los que persiguen los picos en bici…


El Parque natural Sierra Calderona era la una de las manchas verdes de las vistas desde el ordenador y una de las mayores de este viaje. Situada a la altura de Valencia, es una de las zonas en las que merece la pena perderse con algo más de tranquilidad en otro momento que no es este. Tras la población de Serra y antes de llegar a Naquera mi ruta ha dado un nuevo tumbo hacia el oeste que había sido engañado momentáneamente por un sur liviano.

Como era de esperar he debido de cometer algún error por lo que la salida a las cercanías de Lliria se ha demorado más de lo previsto, la llegada a través de urbanizaciones no es lo bella que debiera de suponerse a esa ciudad de la música…

Lliria es una población cuyo nombre suena a música, la que me ha acompañado en una temprana tarde deliciosa en la que los retazos de mar se han ido perdiendo definitivamente en el muy lejano horizonte de los ojos que no en los del sentimiento o la memoria. Lliria se arremolina junto a un alto que parece despedirte con pena.

Toboganeando he llegado al Parque Natural del Turia al que me pegado como poseso, al río y al parque que lo acompaña, pero con trampa puesto que poco he tardado en comprender que la naturaleza no entiende de seguimientos de ríos que se encañonan queriendo con ello preservar lo que esconden y que debe de ser sin duda de lo mejor que tienen…

Pedralba era el final del parque y el paso a Burgara que daba la salida a la última ascensión, no la más dura del día pero dura en cualquier caso, para cruzar por última vez el Turia y acercarme al que era mi destino en el día de hoy.

Al declinar el sol me he asomado a esa otra mancha verde desconocida que me aguarda mañana: El parque Natural de Cherta-Sot de Chera, en una población cercana que es la puerta al mismo me he quedado parado: Chulilla

Tiene Chulilla mucho que ver…


Cena…. En la Pineta
Desayuno 1… En la Pineta
Desayuno 2… Hoy no ha habido desayuno pero si frutis sequis
Comida… en Lliria, en su entrada por recomendación de una fumadora de puritos, francesa arremolinada española
Alojamiento… Hostal el Pozo


Manchas verdes que debieran de crecer.

Tarragona- El delta del Ebro
Castellon- La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada
Valencia- El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia.

las fotos del dia 4

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634329053918/

https://flic.kr/s/aHsjGnrZBU

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2564849

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8142809


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.

De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 5

Chulilla- Villamalea

El Parque Natural de Chera-Sot de Chera me ha dado los buenos días y animoso tenía ganas de entretenerme en la mañana del duro verano si bien el inicio del día ha sido algo nuboso, el parque contiene un embalse que ayuda a la fauna y bosque mediterráneo que se me antoja débil y frágil… tras el, la continuación de la etapa era una población un tanto especial por conocida en el deambular habitual que este viajero que realiza en un par de ocasiones al año un viaje motorizado: Requena

Mucho me ha costado la visión de un embalse desconocido: El Buseo y tras cruzar el río Reatillo, el paso por un alto sin nombre en la carretera pero si en mis mapas; la ventanilla del aire, también me terminaba de despertar recordándome que la dureza de este viaje no solo está en el sur para, a partir de ese punto, caer sin remisión hasta Requena.

No hace tanto tiempo que pasé junto a esa población, Requena, ciudad a la que siempre he querido prestar la atención que hoy le he prestado, sabía que en ella iba a encontrar algunos de los atractivos que busco cuando viajo.

Requena, situada a poco más de 60km del mar se encuentra en un altiplano a casi 700 m, el río Magro es su principal recurso hidráulico alrededor del cual se contruyó una ciudad de indudable belleza cuyo alumbramiento es anterior a la era cristiana. Aquí he conocido otra afección de la palabra cachuli… un manjar propio de la tierra, pero si eso es la anécdota, lo que no lo es son las cuevas que bajo las casas servían y sirven para crear la mayor de las riquezas de estas tierras: los vinos.

 

La denominación de origen Utiel-Requena no es cualquier cosa.

sobre el cachuli buscando en Internet he encontrado lo siguiente;


El cachuli…


.............."Entornemos, pues, la puerta de la cocina para que no entren moscas y dispongámonos a tomar buena nota de las modernas concepciones nutricionales: Mayor consumo de leche y menor uso y abuso de grasas, féculas y especias. Y, al oído, presten atención a dos palabritas: El plebeyo cachulí

-esa pasta confeccionada con harina de almortas, de mal nombre guijas o tilos-"..............

es hoy considerado como responsable directo del latirismo o parálisis irreversible de ambas piernas, acusada preferentemente en los jóvenes. Algo aterrador y... desconcertante si consideramos las enormes cantidades de "cachulí molondrón" que consumieron nuestros benditos antepasados; aquellos hombres recios y austeros que se morían de puro viejos, o sea, "de la última enfermedad".

Una ciudad hermosa ha dado paso a otra de las maravillas de este, mi viaje, una maravilla que lo es más en esta época del año en el que el polvo es levantado en remolinos por el calor, polvo que se eleva hacia lo alto en una espiral que no parece tener fin, el río Magro ha quedado atrás y un paisaje amado y querido me estaba aguardando, campos ocres y pálidos en el horizonte y mis ojos han comenzado a buscar agua, buscando verdes, buscando saltos de agua a los que acompaña el sonido que los árabes amaban, como yo descendiente de ellos, en aquellos sus más de ochocientos veranos… también amo.

Ese verde increíble rodeado de campos fascinantes de primavera marchita me estaba aguardando, las hoces del Cabriel me han sobrecogido, las hoces eran otro de los destinos de mi viaje, el río Cabriel serpentea en el parque de las Hoces del que toma su nombre…  pegado al camino, mirando un río que destella fulgurantes rayos de sol, manjar exquisito para la vista y el espíritu, disfruto de un paisaje que parece ser ajeno a todo lo que le rodea y que da la sensación de estar próximo a la nada en centenares de kilómetros, todo aquí, a diferencia de lo que lo rodea parecía moverse, el terreno, el agua, el horizonte… tal vez era solo yo quien lo hacía pero… de que manera… vueltas con vueltas, vueltas tras vueltas en busca de más, de mucho más, en cada rincón una sorpresa, a un giro un nuevo ver y tras el un nuevo  ver el vivir.

El recorrido no está exento de subidas y bajadas impresionantes así como la necesidad de pasar por una finca privada que no ha ofrecido mucho impedimento… puertas abiertas y un letrero de finca y camino privado…

Así que tras remontar el río cuya experiencia ha sido un baño para los sentidos, he ido a buscar el final de un día maravilloso y duro, la dureza no tenía fin y la subida desde el río hasta la población cuyo nombre no es otro que Villamalea no tenía desperdicio: tremenda

Villamalea se encuentra en esa otra parte de la geografía que siempre me atrae: La Mancha en tierras Castellanas.

Sobrecogido continuaba cuando recapitulando lo vivido he reconocido la dureza de otra de las etapas duras… hasta en tres ocasiones sobre los setecientos metros han hecho que si bien la llegada a mi destino, haya sido dulce, el transcurrir de la misma no tiene otro calificativo: muy duro y esperando más.

 

Desayuno en Chera… desayuno asfaltado… el mismo día que yo pasaba asfaltaban el pueblo...

Alojamiento… Hostal el Bodegón

De la comida, mejor no hablemos…

Manchas verdes que debieran de crecer.

Tarragona- El delta del ebro

Castellon-La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada

Valencia- El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel

estas son las fotos del dia 5

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634357649571/

https://flic.kr/s/aHsjGpYy7p

y este el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2761910

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8149639


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 6

Villamalea- Ruidera


La ociosidad es la madre de todos los vicios, pero es una madre, por eso hay que respetarla…

Esa ha sido la frase con la que me he despertado en un pueblo donde hay mucho que disfrutar, ayer tan solo tasté algo de lo que ofrece esta población desconocida.

La mandra no es algo ocioso y con algo de ella me he puesto en marcha, al poco nuevamente la sonrisa en mi cara se ha dibujado y es que motivos tenía unos cuantos en este viaje en el que intento algo difícil de hacer: buscar el verde allí donde en teoría hay gris, ocre, sequedad…



Cada día un verde, una explosión que me adiestra en la idea de que hay mucho por potenciar, por recuperar, por cuidar, por poder hacer real aquella frase e idea que todos hemos oído en algún momento:

En España una ardilla podía cruzar la península de árbol en árbol

He ido a buscar un punto y aparte de esta Mancha que se presentaba ante mis ruedas, Tarazona de la Mancha era el primero de los nombres con sabor, el Jucar, río especial de la Mancha era el entrante para continuar con los Miguelitos

como primer plato y para culminar, como plato principal al final de la delicia de comida que ha sido el viajar en el día de hoy, Ruidera que con sus diferentes lagunas conformaran una comida difícil de pretender o desear que se acabara…



Tan solo Ossa de Montiel me ha apartado de esos manjares que se me han presentado y es que en un pueblo de la Mancha algo perdido, en medio de la nada o casi…

Existe algo difícil de encontrar, único como único es quien al frente de uno de esos negocios imposibles se dedica a seguir siendo artesano…

http://www.ciclosvitoria.com/

http://www.berria-racing.com/index.php/ ... e-la-marca


Tras ese apartado imposible de no prestarle atención, degustar el día de hoy ha sido una barbaridad para los sentidos, he tenido mucha suerte, puesto que la culminación no ha podido ser mejor: este año los saltos de agua y la cantidad de esta en las lagunas es excepcional, las lluvias del invierno y una primavera no precisamente seca se siguen notando en un entorno que en lo que pueda, recorreré con tranquilidad y sosiego.


Las lagunas, formadas por la confluencia de multitud de ríos tienen nombre propio, un nombre que sobresale por ser uno de los ríos más extraños que existen en nuestro país: El Guadiana

Río sujeto a mil controversias, río del que existen teorías ligadas a otros cauces como el Pinilla, el Záncara, el Cigüela o las propias lagunas, río fronterizo que no parece querer adentrase en el país hermano y desemboca en la maravilla que es Cadiz.

Mi fin, mi objetivo de hoy tenía un nombre que suena a música: Ruidera que era el final a un disfrute increíble y fascinante, pueblo desconocido para este viajero ávido de sorpresas, de naturaleza que hoy tenían nombres propios y que me apartaban de lo que me aguarda mañana, mañana será un gran día con el inicio del agua que me aguarda y final feliz en una de las sierras que persigo… mañana seguiré degustando este plato que hoy he comenzado a saborear.


Cena…. San Agustin, un restaurante un tanto descolocado
Desayuno 1… en un bar de la plaza
Desayuno 2… en un bar de Trazona, junto a su plaza mayor
Comida… Rte. Miguel Hernandez a la salida de Munera
Alojamiento… Hostal la Noria


Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel.

las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634363252350/

https://flic.kr/s/aHsjGqtgC3

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2159137

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8150557


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 7

Ruidera-Segura de la Sierra

La mañana silenciosa me dado los buenos días con una sonrisa franca, me ha despertado con un aire que he creído que era frío, aun cuando todo me decía lo contrario, el relojito en una cruz verde anunciaba un día duro ya a primera hora de la mañana.

El aire frío que he sentido tenía diferentes orígenes alguno de los cuales no era terrenal del todo, poco sol se demandaba hoy en la tierra, el día, muy duro, quemaba cualquier cosa que se moviera, como lo he hecho yo, el verano está instalado en esta tierra.

El soplo de aire fresco tenía que ver con aquellas cosas que suceden en ocasiones cuando viajas, en mi caso tenía que ver con lo que he sentido y he visto rápidamente conforme me acercaba lentamente a esa montaña, a esa sierra en la que se encuentra parte de uno de mis objetivos…

En ocasiones la naturaleza te aparta de lo terrenal, juega contigo, te hace creer que porque alguien le ha añadido un nombre es humana e imperfecta… los nombres nada tienen que ver con la belleza en un apartado en el que la sensación de libertad es mayúsculo, los nombres nada dicen de lo que se esconde tras esa masa forestal o debajo de esas aguas que tintineantes te mandan reflejos francos y puros, la naturaleza se llamaba esta mañana… Laguna del Rey, de La Colgada, de Batanas, Santo Morcillo, Salvadora, Lengua, Redondilla, de San Pedro, Tinaja, Tomilla, Conceja o Blanca.

La entrada en un mundo especial requiere de un esfuerzo especial y no tan solo para afrontar lo que venía a continuación: un desnivel que en la tardía etapa superaba los setecientos metros de desnivel en un único paso… también porque ese mundo te prepara para lo que espera al viajero: vistas que acongojan, que le hacen sentirse pequeño mientras su corazón lucha por ser grande y latir con fuerza.

El Guadalmena es un punto bajo del recorrido de hoy y es el cambio de una comunidad a otra: Andalucía se abre paso.

La montaña que se ha presentado nada tiene que ver con la más conocida por este viajero que tuvo la oportunidad de recorrer hace algo menos de un año, la montaña…

Pero tras superar esa primera montaña, me esperaba otra bajada y nuevamente la montaña…

El Guadalimar, que nombre tan bonito, y La Puerta del Segura eran la transición a esa otra montaña

La montaña parecía tener que ver con esos meteoritos que vienen desde fuera y se aposentan en un lugar que a partir de ese momento se llamaba con fuerza y volumen: Andalucía!!!

y que linda con otras partes separadas o no de su propio espacio.

Grandes, enormes montañas dejadas allí y yo mientras seguía haciéndome más pequeño iba mirando por donde iba a ser capaz de acometer esa ascensión que se me ha antojado como una cuchilla que intenta abrirse paso a base de esfuerzo por concluir el corte -que comenzaba en esos momentos- la recompensa se llamaba hoy Sierra Calderona, Genave.

Pero sobre todo se llamaba Segura de la Sierra a la que ves desde muy abajo, en un promontorio. La sensación que percibes es que en cualquier momento algo pueda desprenderse, así que he rebuscado en mi memoria, en mis pensamientos pasados, en la fotografía estática del viaje en el que pase por aquí para darme cuenta que revivía lo sentido en aquella ocasión, que nuevamente ya estaba aquí, que he pasado por aquí y que nada me iba a apartar de una provincia que me ofreció dos versiones opuestas: de entrada me decepciono… tuve que persistir en el empeño para comprender que eso tan solo era una prueba para que, con el paso de los días, permitirle el poderse mostrar como en realidad era y de esa forma permitirme enamorarme perdidamente de ella.

Aparece como una explosión; Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Los nombres.

los nombres evocan pasado y presente, los nombres se clavan en el horizonte futuro, slow ha cumplido una parte de su misión y con todo ello dentro del zurrón nos iremos dentro de un rato a celebrarlo.


Cena…. En el Victoria un poco más abajo
Desayuno 1… en el Hostal La Noria
Desayuno 2… en un bar junto a la plaza mayor de Villahermosa
Comida… un plato combinado a la salida de Albadalejo Pub JM (mal cuidado)
Alojamiento… Apartamentos Peralta


Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

las fotos del dia 7

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634381953362/

https://flic.kr/s/aHsjGs87Mh

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2164118

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8178603


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 8

Segura de la Sierra-Pozo Alcon

Mi horizonte está cercano a los picos que en esta parte del recorrido están cercanos a los 2000m de altura, busco en las señales caminos que no son fáciles o sencillos de realizar con la mochila que en forma de bicicleta y remolque llevo conmigo, pensaba en una ruta que años atrás realizó Sergio, el gran Sergio que nos enseño con la maestría que en el es habitual como salía del mar y llegaba al Aneto, se desprendió en el último tramo de su compañero de una rueda y de su amante de dos ruedas para escalar, atravesar el glaciar y poder conseguir su propósito.

Yo no me atreví a poner en juego aquel viaje en la lucha contra la nieve contra la que también me hubiera tenido que pelear… en la Transandalus del 2010

Recordaba esta mañana que llegué a aquellos 2500m sobre el nivel del mar y me encontré con un muro de hielo y nieve que no me atreví a pasar. Era necesario para ello desmontar el aparellaje y cargar tanto la bici como el remolque así como su carga. Pero en realidad no fue eso lo que me hizo desistir, lo que me hizo desistir fue el pensar que si a 2500 me encontaba con aquello, que me encontraría 800 m más arriba?

Desde aquel preciso momento, algo se clavó en mi alma, algo que ahora, en estos días, solucionaré.

También recordaba en esta cálida y sulfurosa mañana otro viaje, el anterior a este…

Resumía aquellas crónicas con frases que comenzaron con un verbo, que continuaron con otro, que concluyeron con un tercero…

Al final hice un resumen que he buscado y copiado de nuevo…

Quisiera, Tengo, Busco.

Quisiera ser lo que soy, no soy mejor ni no soy más que nadie, soy uno más.

Tengo la vida que merezco, lo que me he ganado a pulso, mi presente que es noche.

Busco cambiar las cosas y como dije al inicio del hilo…

Lo se, todo está nuevamente a punto de cambiar.

Que ocurre cuando te metes en un temido marron? O que sucede cuando te encuentras en mitad de la nada con un viejo amigo que va hacia el lado contrario al tuyo? Que pasa por tu mente cuando recuerdas tramos que ahora no parecen existir?, que ocurre realmente cuando te confias de quien cree saber la ruta y te metes en la boca del lobo? Que debes de pensar cuando has tenido que buscar las luces para poder hacer los últimos Km para llegar, muy tarde, de noche, al destino que te habías propuesto?

Miraba la subida, miraba las dificultades y he sido consciente de la transformación.

esa transformación consistía en pasar del hacer al conseguir, del pasar al reposar, del sentir al vivir…

vivir pequeñas cosas que me han permitido recrearme en lo que hacía y así he llegado al final de otro día en el que la montaña, el parque, ese mundo y aparte que aquí existe me ha hecho revivir a través del recuerdo cuando fugazmente pasé por el hoy he tenido un gran regalo dentro de tanto vivido, se llama Andrés al que acompañaba Manolo.

He llegado de noche, el tiempo me ha atropellado, casi ni he visto el nacimiento del río Segura y mucho menos he podido saborear poco más que la puesta de sol de los Campos de Hernán Perea, hoy, ha sido diferente, el disfrute continuo y continuado, en un altiplano que evoca soledad con un viento que parece estar presente siempre y que ha dejado paso a una vista espectacular difícil de describir y fácil de traspasar cuando se hace en bajada, con destellos de agua que parecían llamarte como esas madres cuando en la tarde sencilla gritaban un nombre para ofrecerle una merienda… las ruedas apenas emitían sonido mientras el relojito señalaba una numeración cada vez mayor y yo tan solo me deslizaba en un ballet de curvas que parecía no tener fin…

Ya en el llano el pantano de la Bolea quería que me quedara y si hubiera sido posible lo hubiera hecho puesto que el sol tardío, con una luz muy plana, casi de noche, invitaba no solo a vivir el momento, también a introducirse en unas aguas y dejar atrás una estela alejándome hacia su interior, unas aguas que parecían darte una confianza que en un embalse nunca puedes tener…

Junto al asfalto me he encontrado con una parada de bus donde a la luz de la misma he montado las luces y con ellas he ido a la busqueda de mi destino en el día de hoy...

Pozo Alcon en la noche cerrada huele a Andalucía, a verano, a noche que se resiste a cubrir al día prolongando de esa manera uno de los días, siendo duro, en los que la contraposición a lo muy duro era de los más dulces vividos en este viaje en el que nada parece ser igual a lo anterior.

Andalucía ya es lo que recuerdo que es.

Cena…. Mirador Leyva
Desayuno 1… a la salida de la población, el único bar que abre a una hora normal
Desayuno 2… pues va ser que no.
Comida… Ponton bajo, el Meson
Alojamiento… Hotel ciudad de Pozo Alcon

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

las fotos del día 8

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634403724878/

https://flic.kr/s/aHsjGu3GGf

este es el enlace al recorrido que debía de haber realizado, la realidad ha sido algo diferente en los campos de Hernan Perea, hoy el inicio de la etapa tambien ha sido accidentado...

http://ridewithgps.com/routes/2166916

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8185890


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 9

Pozo Alcon-Abrucena

Salir de la naturaleza y encontrarte fuera de ella produce a veces un contraste difícil de digerir, por suerte en el día de hoy no ha sido así.

La soledad de la mañana era el silencio que me acompañaba, tan solo el sonido de un ladrido, una tapa de container que se cierra o el murmullo lejano de una televisión eran mi compañía, el calor se da por apuntado en este mes que ya quiere ser julio.

La visión en la lejanía de la montaña que me aguardaba, la sierra de Baza, se ha ido definiendo cada vez más con el paso de los km., superar nuevamente los dos mil metros de altitud ha sido un primer paso para lo que me aguarda en esta provincia de Granada en la que estoy.

Cuevas del Campo dice mucho de lo que hay en el subsuelo, de la forma de vivir en otros tiempos de las gentes que debían de aguantar un clima, el de la hoya de Baza, duro y difícil en verano y en invierno.

El Negratín no es un pantano cualquiera, el desierto se asoma a sus aguas, un desierto gris quebrado contra el que, con ese pantano, se pretende luchar. Jabalcon es la visión de una montaña que parece un meteorito en la hoya.

Javalcon con una altitud desmedida para su ubicación tiene su espejo en una sierra algo cercana y similar por la que no pasa mi ruta: la magnífica e increíble Sierra de la Sagra.

Baza es la ciudad referente de estos pagos, Baza, nunca suficientemente valorada por su historia era la puerta a su sierra.

La subida con ser dura se hace desenfadadamente, tan solo debías de dejarte ir, en mi caso, ensimismado en mil ideas poco me ha costado, tan solo he debido de despreocuparme de todo aquello que no fuera ver un horizonte increíble en el que nuevamente lo que persigo era patente y cercano al punto de que en un instante mis propios pensamientos han hecho emerger una sonrisa que ha acabado parándome junto a mi camino para sonreír abiertamente mientras extendía los brazos y pretendía virtualmente acaparar lo que tenía alrededor…

Las fotos…

Las fotos, como en otras ocasiones no lo lograran:

Trasladarme y trasladaros a vosotros y a la memoria en el tiempo lo que mis ojos veían, lo que mi mente percibía lo que mí ser sentía.

Desde los 900m de altitud, los centenares se han ido sumando:

El collado de bastidas, cercano a los 1400 ha dejado paso al de Floranes cien metros más alto y este con una verónica templada dejarte a puertas del Toril 1700m y sentarme en el de la Mesa 1800m, buscando un Tesoro me he acercado a su Risco 1900 m y así lentamente iba acariciando el Cerro Redondo 1900m, para concluir en el Peñón de los Guardas en la cota 2000 m y ole!

Y así tras coronar ese nuevo paso y despedirme del viento en la llanura de los 1900 m me he dejado caer para simplemente caer, bajar sin pensar, vivir sin sufrir, sentir sin herida o pago… creer en lo imposible y volver a tener la sensación de plena felicidad por simplemente estar ahí en esos momentos.

La bajada ha finalizado nuevamente en la cota 900, el ferrocarril se ha asomado a mis ojos y tras el una autopista con nombre mágico en el tiempo 92…

Desde lo alto la veía lejana, cuando he bajado la veía imponente, cuando he acabado la he presentido como lo que es: enorme e inabarcable. La llegada a un pueblo desconocido en la ladera contraria de mi procedencia es el fin de otro día pletórico que es el inicio de la Transnevada puesto que si, estoy en la ladera norte de esa maravilla que he visto, he acariciado con mis ojos, he creído que atra veo y me aguarda: Sierra Nevada.

Cena…. Frente al Hotel en una concurrida pizzeria
Desayuno 1… en el Hotel
Desayuno 2… ha sido no.
Comida… en el kiosco del paseo en caniles
Alojamiento… casa rural La Jirola super recomendable

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza.

las fotos del dia 9

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634450528325/

https://flic.kr/s/aHsjGybzJe

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2175549

en wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8191110

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 10

Abrucena-Posada de los Arrieros (Bayarcal)

Se dice, lo se, que un Parque Nacional no es el mejor sitio para ir en bicicleta, tengo experiencia en ello, no es posible adentrarte en el Parque de Doñana o en el de Ordesa en bicicleta y algo similar ocurre en alguna parte del Parque por el que hoy he comenzado a transitar.

La Transnevada es una ruta circular alrededor de este Parque, el más alto de la Península, dejado en un extremo de la piel de toro, de Sierra Nevada. Como todo en esta vida el recorrido oficial es mejorable y de ello me dí cuenta cuando en esta mi primera etapa Almeriense me fijé en que según la ruta oficial hoy debía de acabar en… ninguna parte… eso fue detectado por Miguel Ángel y modificando el trazado original propuso acabar esta etapa donde yo la he acabado: en un sitio que se llama la posada de Los Arrieros en Bayarcal.

Que hay allí? Nada aparte de la posada en si, un kiosco donde comer o beber algo y poco mas, tan solo un poco más allá se encuentra la zona recreativa de Bayarcal que permanece incomunicada gran parte del año por la nieve.

Hoy el viajero ha tenido suerte, la posada la han abierto justo el dia en el que pasaba por allí eso si, ha tenido compañía… unas decenas de criaturas juveniles

El buscador de sueños o el que quiera encaramarse en estas paredes en las que el viento pasa temeroso, en las que la nieve está siempre de una forma u otra presente, debe de aprender cuanto antes esta lección y ser previsor.

Los dos mil metros de altura tienen un nombre; puerto de la Ragua, ahora mi meta será trasladarme, elevarme más allá alcanzar una de esas nuevas conquistas que tengo en mente. Tal y como expliqué al inicio de este viaje, se me quedó clavada en el alma el no poder pasar de aquellos 2500 m de altura, la máxima a la que he estado con mi compañera, con mi equipo… puesto que en la Transpirenaica se alcanzan los 2300m

La sonrisa era un tanto extraña para quien mirara al viajero que tras sus gafas observaba a quien le observaba, la fuente dejaba caer el agua que emitía ese sonido tan característico y embriagador en las noches de estío, hoy el viajero miraba al viajero, el viajero miraba al ciclista que lentamente acompasaba sus movimientos suaves e iniciativos para horadar la montaña, el, que viaja desde hace ya algunos días tiene grabada en la piel todos y cada uno de los rayos del sol que atenuados por la protección que se embadurna le ha mandado el día cada día.

Lentamente, como si de una representación se tratara, ha sido observado, estudiado, diseccionado, ha notado una mirada penetrante cuya fuerza se disipaba con el ritmo de las pedaladas. Su propia mirada.

La montaña le ha dado los buenos días al tiempo que le ha presentado lo que cabía esperar: una subida bestial que al poco de iniciar el día alcanzaba un desnivel de centenares de metros para explicarle que en realidad era ella que con ojos de persona también estaba observándole para hacerle entender que ha llegado el momento, para que sin más demora supiera en que iba a consistir esta parte del viaje: grandes desniveles, profundos valles, laderas que parecen no tener fin hacia el fondo de los valles, hacia las cimas…

Al encuentro con la nieve.

El viajero, soñador circunstancial, se ha defendido como ha podido diciéndole que conoce esta montaña, en su lado sur mientras se esforzaba en alcanzar la primera de las cotas difíciles de alcanzar: 2361m y mantenerse por encima de los 2000m en prácticamente cuarenta km.

 

Hasta hoy no había hecho nada similar, se quedo no hace tanto allá en el pirineo casi un centenar más abajo…

Y en cambio, sabe que esto no ha hecho más que empezar.


Cena…. En el restaurante de la Mari junto a la iglesia
Desayuno 1… en un bar cercano poca cosa había...
Desayuno 2… un par de pastelitos en la montaña donde como sabeis, no hay bares
Comida… en el kiosco de la ragua y anteriormente frutis sequis
Alojamiento… La posada es una maravilla, por la crisis no pueden mantenerla abierta, pero la suerte es que hay un grupo de chavales... un colegio.

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada.

el recorrido no es posible documentarlo si bien la ruta tiene una enorme ventaja: esta perfectamente señalizada.

el track lo he tomado prestado de la web de Andalbike

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8196512

y estas son las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634457366764/

https://flic.kr/s/aHsjGyMCym

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 11

La Posada del Arriero (Bayarcal)-Pitres

Os hablaré de un pasado reciente. Paseaba después de comer, iba comentando una trilogía que estaba a punto de concluirse con el tercero de los libros que la componían, en una valla cogido con cel.lo vi un folio y en el, escritas unas frases:

Cada vez eran más los que pensaban que, en primer lugar, habían cometido un grave error al bajar de los árboles. Y algunos afirmaban que lo de los árboles había sido una equivocación, y que nadie debería de haber salido de los océanos…

(Douglas-Adams)

Ayer recordaba esas frases que he buscado hoy, ayer vi aquella secuencia de imágenes en la que un primate que camina a cuatro “patas” se transforma en hombre para acabar… volando.

Tal vez después de bajar de los árboles, pasados los miles de años, nos queden muchas más equivocaciones que cometer…

En ello pensaba hoy cuando me he dejado caer para volver a subir… la etapa de hoy alcanza el lado sur de la sierra, la atraviesa en un sentido este-suroeste buscado dejar de lado los grandes picos que dejas a tu derecha…

La recompensa de pasar por la naturaleza que te brinda una montaña enorme y muy alta, altísima diría yo, no es pasar nuevamente cerca de esa altitud, la de ayer, ni el visitar esa población, mientras llueve, que todos han conocido aunque solo sea de oídas: Trevelez.

La recompensa de hoy suena a mil y un arroyos que transportan un preciado liquido frío y puro que la montaña regala a quien quiera recoger en un gesto de generosidad extrema, pura naturaleza mojada y vistas increíbles al horizonte lejano, tostado por un sol impenitente que, inclemente, castiga lo que se pone a su alcance un sol que por segundo día consecutivo ha sido vencido por las nubes que tronan y mandan, también ellas su preciado regalo.

Ese regalo de los dioses a la vida hoy tenía un significado aún más especial dado que el aire quemado de estos días atrás, quema al pasar por las vías respiratorias de cualquier ser vivo, quema la piel, quema los ojos y tan solo ese agua del cielo parece poder calmar tanta barbaridad.

Pitres, fuera del parque, como lo está Trevelez, tras caer, que no bajar, desde la altura, me recoge con una sonrisa que transmite un sentimiento que no es descaro, ni lastima, tan solo una mezcla indeterminada de envidia y admiración


Cena…. En la Posada, bien temprano para evitar las fieras...
Desayuno 1… En la posada
Desayuno 2… En Laroles… si, he debido de descender, la posada no tiene datafono, en Abrucena no hay cajero… y en esta vida no es conveniente ir sin nada de dinero.
Comida… en la montaña junto a una fuente
Alojamiento… Hotel San Roque

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel
Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada.

 

las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634452607361/

https://flic.kr/s/aHsjGyneKF

el recorrido del dia 11

http://ridewithgps.com/routes/2183917

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8201953

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 12

Pitres-Lanjaron

Si solo dependiera del deseo… ahora estaría en Pradollano, en la estación invernal de Sierra Nevada…

Pero en los viajes, cualquier cosa, cualquier incidente, una indisposición, una avería… o la nieve, pueden dar al traste con la planificación realizada

El día siempre llega, hoy era el día. Hoy ha sido la nieve.

La Transandalus, la vuelta a Andalucía, tuvo en su momento un punto de frustración.

Recuerdo…

Recuerdo la visión de un accidente, de ferrocarril, un 24 de Junio, estaba desayunando tranquilamente, sin prestarle mucha atención a la tele que a mis espaldas bramaba sus noticias que a mi en nada me interesaban… en un momento de calma oigo una palabra que me hace volver sobre una realidad que tenía dejada de lado, Castelldefels fue esa palabra.

Como un resorte mi mente presta atención a la noticia: un accidente de tren en la noche de San Juan en Castelldefels, un tren parado y otro que cruza al mismo tiempo llevándose a quienes, pudiendo cruzar por otro sitio están sobre las vías…

En aquel momento mis dudas se disiparon, estaba calibrando que hacer: seguir la ruta marcada o modificarla para llegar al punto más alto de la península, en aquellos momentos no entendía como era posible que una ruta que te llevaba por toda Andalucía no te llevara a ese punto cardinal llamado Veleta…

Ahora lo se, solo se puede intentar eso con cierto grado de éxito en la segunda quincena de Agosto y este año posiblemente ni eso.

El 25 de Junio de 2010 subía a la Sierra Nevada desde Capileira

Esto es lo que escribí:

…. Ayer lo intentó, de todas las maneras posibles, es el punto cardinal que no existe en el llano, es el punto más alto, el más alto de la Península y está aquí…

…. De nada le sirvió pedir, rogar, casi implorar y mucho menos amenazar con aquello que con solo pensarlo aquí palideces… con amenazar con las tormentas, los vientos o los calores que se suceden en estas montañas…

…. Pero esta mañana, me ha hecho una pregunta:

…. ¿Ni tan siquiera vas a tener un recuerdo para esa desgracia. Para la desgracia que se ha producido en un pueblo que es todavía parte de tu vida? ….

…. Así, tras levantarme y responderme en mi interior, he iniciado la ascensión…

….La ascensión a la falda del pico Veleta y del Mulhacen …

… La propia montaña me ha barrado el paso a una altitud de algo más de 2500 m y me he dicho, que tal vez, solo quería saber si sigo haciendo las cosas por nada...

Eso fue lo que escribí en aquel verano de hace tres años, cuando la nieve de la montaña me impidió continuar…

Hoy al igual que entonces he subido a la montaña desde otro lugar al oeste de Capileira, curiosamente he ascendido por el Gr7 para empalmar con una pista que proviniente de Capileira llega hasta la Loma de los Cotos para a continuación darte un respiro si es que aquí hay algo que pueda denominarse así hasta la cercana Haza del Cerezo casi a 2000m, para tras un continuo zigzagueo plantarte en el alto de la Cañada de las Majadillas.

Puerto Molina está casi a la altura que en bicicleta jamás he alcanzado, la seriedad se ha transformado en franca sonrisa cuando junto a la Hoya de la Sarten alcanzaba a cada paso una altura superior a la nunca alcanzada, la espina que me quedó hace tres años se iba moviendo saliendo de mi ser.

El Alto del Chorrillo, cercano a los 2700m ha sido una alegría, un placer y un temblor interior situarme junto a el, las vistas, si hasta ese momento eran impresionantes, se han transformado en increíbles y algo se iba moviendo en mi interior, la nieve no era ajena a todo lo que sentía y veía.

El Peñon negro era un nuevo paso cien metros más arriba que el anterior y la ansiedad ha comenzado a emerger… una emoción difícil de explicar ha comenzado a apoderarse de este viajero que pasaba de una franca sensación de plenitud a una calculada sensación de temor… las ruedas impregnadas de arena y roca pugnaban con mi sudor frío, el ambiente frío me envolvía haciendo salir de mi cuerpo bocanadas de aire cálido en un ambiente frío.

Tajos del Cerro era el punto en el que cambiaba el 2 por el 3… a partir de ese momento no tan solo estaba cerca de la cumbre, el esfuerzo a esas alturas era más que considerable y la ruta daba un giro sobre si misma, el norte quería ser oeste, ha sido allí con vistas a la laguna de la Caldera cuando todo se ha roto, la nieve no solo me obsequiaba con un nevero imposible de pasar con el remolque, me ha enseñado algo que no dejaba duda alguna, la senda al otro lado de la caldera estaba invadida en plenitud tramos enormes por el blanco elemento.

Tan solo quedaba decidir como rodear lo que no puedes saltar.

El segundo intento se ha convertido en el segundo intento fallido.

Desolado y exhausto lloro y río y no puedo creerlo, busco en mí ser y encuentro un recuerdo transformado en unas frases:

… “Cuando mi cuerpo terminó de llorar, desde ese lugar donde acaba la tierra, donde lo imposible:

El ver los barcos fantasmas de los pescadores, allí, donde acaba la tierra y comienza el cielo, lancé una rama con todas mis fuerzas por si era posible el milagro de que llegara al mar, esa rama contenía mis pensamientos, mis anhelos, mis deseos y un trozo de esa parte que muchos dudan de que exista… llamada alma…”

Hoy en cambio el dolor del recuerdo me lleva a una compañera de trabajo que dejó esta vida, no hace mucho tiempo, haciendo lo que más le gustaba: recorrer la montaña, escalarla, amarla como solo sabía hacerlo ella, murió por uno de esos hechos que suceden al finalizar la primavera, les llaman alud, de cinco solo ella nos dejó, los Possets se han quedado grabados en la  memoria de sus compañeros y en la de todos los que la conocimos.

Así que hoy lo he vuelto a hacer y se que no ha llegado al mar. En realidad en mis sentidos, en mi imaginación aún ahora la rama sigue volando, sigue viajando en búsqueda de un solo punto en el mar donde posarse, allí acabaran muchas más cosas de las que puedo ni tan solo intentar abarcar con nada de lo que tengo a mi alcance.

Mientras todo eso ocurría, en esos momentos, la sensación interior era la de eso que nos ocurre cuando nos asomamos al vacío y algo sucede dentro de nuestro cuerpo en vertical, algo se estremece y sube por un lugar impreciso, en ese instante necesitamos cogernos con mucha fuerza a no importa el que.


Cena…. En el Hotel
Desayuno 1… En el Hotel
Desayuno 2… En la montaña ha comenzado la sesión de pan “bimbo”
Comida… Y como no hay restaurantes ha continuado la sesión
Alojamiento… Hostal Nuevo Manolete

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada.

las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634464339659/

https://flic.kr/s/aHsjGzpnmF

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2184015

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8225610

 


 

La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 13

Lanjaron-Iznalloz

Lanjaron no debiera de haber aparecido en mi ruta, pero una vez aquí me ha dejado un gusto dulce, sus fuentes que manan continuamente, su calle principal que estaba perfecta y lo mejor; su salida con un parque que no recordaba a la izquierda y los baños…

En movimiento, nada se escapaba a los ojos del viajero, el viajero sabía que pronto, muy pronto se le ocultarían esas vistas que había aprendido a amar, el viajero tenía la certeza que a partir de dejar de verlas, las comenzaría a añorar: el mes de Julio dará paso al mes de Agosto en el verano Andaluz, de igual forma el alto daba paso al altollano…

La Nacional era mi soporte, que exenta de tráfico abarcaba ciclistas, las poblaciones que ayer apunté y hoy he recorrido me han acercado a la ciudad de Granada, allí poco quería ver…

Granada es demasiado importante para tocarla y no degustarla…

Rápidamente he cogido la carretera de la sierra y los pueblos han comenzado a pasar: Cenes era uno de ellos, en Cenes de la Vega un paramotero, campeón del mundo lleva adelante su negocio; Draco se llama su escuela… el no me conocía, yo si a el...

Una subida un tanto olvidada comenzaba nuevamente y pensaba en algo indolente:

que es eso para este machote… reía, reía por dentro, explotaba por fuera, como ayer, parece que todo lo tenía hecho cuando en realidad estoy en la mitad de mi viaje, pero no lo podía evitar, es ahora y no logro desprenderme de esa sensación, la montaña, pensaba… debo de volver a ella, la nieve me extirpó de ella, a ella debo de volver, menos mal que mi ruta planificada me llevaba nuevamente a ella.

En Quentar un nuevo giro hacia Beas de Granada y con esa población ver nuevamente ese explotar del sol que sucede día a día.

Veo la montaña, pienso en la montaña, sueno en la montaña.

Huetor Santillan es la puerta que da paso a una nueva mancha verde que he horadado con sumo placer, el Parque Natural Sierra de Huetor que es otra autentica maravilla, desconocido y casi sin nombre para este recién llegado de las alturas.

Y tras coronar un nuevo accidente he dejado nuevamente el verde maravilloso para deslizarme con una vuelta imprevista apuntada por un lugareño hasta tocar una autovía donde se encontraba hoy el reposo estridente de este viajero.


Cena…. En el Hotel
Desayuno 1… en el bar del Hotel
Desayuno 2… en Padul en la misma calle que es carretera
Comida… en Quentar
Alojamiento… en la Venta de la Nava

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor.

 

las fotos del día 13

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634487902062/

https://flic.kr/s/aHsjGBu8D1

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2203948

y en wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8234234

 


 

La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 14

Iznalloz-Jodar

Buscaba en la mañana referencias, buscaba desesperadamente mi montaña, por la que he pasado, a la que quiero volver.

La idea de la Transandalus es originalmente impecable: pasar por la práctica mayoría de los parques nacionales y naturales de todas y cada una de las provincias de Andalucía y eso es lo que he continuado haciendo aún sin estar en esa ruta.

Buscaba, hasta que esa otra realidad pueda volverse a repetir, la siguiente mancha verde que hoy tenía nombre con música, con sabor a aceite, con olor a campo puro, bello, único: Sierra Magina

Me acercaba a la sierra, la buscaba atrozmente, con desesperación mientras su visión se iba haciendo, con el paso de las horas, más nítida y evidente. Tras pasar por Montejicar abrigada por la montaña y cruzar el Guadahortuna.

En Huelma, a pie de la Sierra la ruta realizaba una gran ese que no tenía otro objetivo que prepararme a ese nuevo objetivo iniciático que era el subir… pero...

no,

enseguida me he informado de que lo que pretendía hacer, atravesar la sierra, no era ni fácil ni posible… con la bici y el remolque… así, lo que era inicialmente la idea de atravesarla se ha convertido finalmente en rodearla.

Como mucho podía llegar a Torres, lejos de mi idea, y  avanzaba hacia Jodar…

Sentado en un parque de la desconocida y gran población que es Huelma he abierto los mapas, he pedido uno de información…

Tan solo queda escoger la ruta corta o la larga bordeando la sierra, me he ido por la larga con tal de ver lo máximo posible y ello me ha permitido recordar la quedada de Jaen… el Bar Oasis… la nacional 323…

Mientras iba mirando la Sierra que me hacía recordar otras rocas dejadas en el llano por la mano del hacedor.

Pero si creía que por no atravesarla iba a ser facil estaba en un error, la subida a Pegalajar es para quitar el hipo, las vistas hasta llegar a Manchareal impagables y ha sido en ese momento en el que lo he pensado:

como no mencionar lo bello, lo diferente, una sucesión de curvas y contra curvas que te dejan caer mientras el paisaje se va haciendo más y más grande… más y más bello…?

El oeste ha dejado paso al norte que apenas he dejado para ver a lo lejos las poblaciones encaramadas en las laderas, bellas, quietas, limpias y por fin, tras rodear un roquedo ha comenzado a coger forma una población que se me ha antojado fuera de lugar en esa sierra en la que nada podía presuponer algo diferente a la naturaleza.

Jodar, al que he llegado con un norte claro, Jodar aparece de repente, en bajada, Jodar me recoge y anima, recuerdo que cuando preparaba el viaje este fue uno de los puntos críticos del viaje: que hacer a partir de Jodar?

Fue en aquel momento una pregunta que no tuvo una fácil respuesta.

Y ahora, ruge el viento ahí afuera, veremos mañana como se comporta. Sierra Magina es mágica.

Cena…. En la Venta
Desayuno 1… En la Venta
Desayuno 2… En el kiosco de la plaza de Montejicar
Comida… Cambil, Alcaldia de Magina
Alojamiento… Hotel Ciudad de Jodar

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina.


Un día muy largo.

Estas son las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634503515462/

https://flic.kr/s/aHsjGCS9Xy

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2204040

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8238933


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 15

Jódar-La Carolina

Ayer explicaba que cuando preparaba el viaje estaba en un momento crucial, en Jodar me plantee diferentes opciones

En su momento miraba el mapa…

Por delante, veía grandes atractivos que llamaban mi atención, por la izquierda había dejado la eterna Jaén, pero… por delante estaba Bailen, Linares, Úbeda, Baeza, Andujar y por si faltaba poco, el valle del alto Guadalquivir.

Todos y cada uno de esos lugares son para mi grandes objetivos, cualquiera de ellos merece un viaje y yo pensaba en que hacer, por donde tirar, que dejar de lado puesto que sabía que no era posible abarcarlo todo si bien la ambición jugaba su papel…

Que hacer?

Pensándolo con mucha calma, en su momento dí con la solución: Tres embalses y como colofón El Parque Natural de Despeñaperros, lástima que el Parque de Andujar me quedaba algo alejado.

Me conformé con otra idea, con mi intención de repetir la gran ruta de Andalucía en el futuro. Pensé: a ser posible, volveré a pasar y saborear, a pegarme al suelo, a volar con la imaginación, a recorrer esta maravilla que canta y sueña, que sonríe, que es pasión y delicadeza, acogida y sentimiento… Andalucía.

La mañana… la mañana estaba cargada de electricidad, miraba al cielo y las calles de la población de la que me iba alejando, oía el murmullo del agua, las conversaciones calladas, el caminar de las gentes… una puerta que se cierra.

El horizonte pronto se ha presentado enorme y al fondo difuso, las nubes pasaban algo rápidas y en dirección contraria a la mía.

Cruzar el río y no detenerme en el solo tiene un nombre y un apellido: pecado, un gran pecado.

Así que tras atravesarlo lo he acompañado en su movimiento sin fin, se que este año está pletórico, ha sido un año de lluvia y fuego, sus afluentes intrépidos no han dejado de alimentarle y darle vida, lo miraba de reojo a veces algo alejado, otras estaba próximo a el sabiendo que nuestra despedida era no solo previsible, no tenia remedio.

Tras el río la montaña lentamente se ha acercado y con ella dos ciudades y tres embalses cuyos nombres resonaban como música…

Subir y bajar, volver a subir para volver a bajar y tras volver a subir… seguir subiendo hasta La Carolina, etapa de una ruta, la transandalus, al pie de Despeñaperros.

Pero lejos de eso mi mente seguía escuchando música…

A ver si sois capaces de oírla:

Baeza, Ubeda, Guadalen, La Fernandina…

Cena…. En el hotel
Desayuno 1… En el hotel
Desayuno 2… En Baeza panadería Mendez
Comida… En Arquillos, rte. La Noria
Alojamiento… Hotel Gran Parada

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina.

las fotos del dia 15

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634511072911/

https://flic.kr/s/aHsjGDwTwp

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2227972

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8244337

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 16

La Carolina-Villanueva de los Infantes

Acababa de leer un libro y como cada vez que eso ocurría me asaltaba al pensamiento una idea, la misma idea de siempre…

Cuando hace años dejé el placer de leer libros de lado, arrollado como lo estaba por el día a día, las preocupaciones que no aparentaban serlo fuera de mí, el vivir etapas de vidas paralelas a las que vivía… dejé de leer.

En realidad poco pude leer durante muchos años aún cuando conservaba algo extraño: la capacidad de contar historias, hablar claro o retorcido, mezclar los conceptos, compactar las frases que transmiten ideas que…. según quien leyera, podían alcanzar diferentes significados y con ello…

Crear, tan solo crear a través de las palabras aquello que quien quisiera podía encontrar.

Descubrí en el año 2008, nuevamente, el placer olvidado de leer… no se si fue por ese u otro motivo pero a partir de ese momento cuando acababa de leer uno de esos libros que me regalaban cada 23 de Abril mis compañeras de trabajo indefectiblemente lo volvía a leer por segunda vez buscando…

En los viajes se busca, los viajes son de ida, los míos en verano, son de ida y vuelta y hoy era el día…

El día en el que el regreso ha aparecido en mi horizonte, en mi mente, en mis piernas.

Despeñaperros me saluda con una enorme subida que he amado como se ama a esas señoras mayores cuando eres joven, con algo de miedo, con respeto, con vergüenza.

Profanas apenas sin querer.

La mañana se ha ido acabando cuando acabado el corte brutal de la naturaleza, en el llano he recuperado el horizonte húmedo de calima y calor que se elevaba, me he dado cuenta de esa sensación que no era otra que la vuelta a ese enorme y diverso desierto moteado por verdes, ocres y agua: La Mancha.

El horizonte se despeja, las colinas se allanan.

La tarde se ha hecho presente en la caída de las gotas de sudor que no pasaban del cuadro siendo imposible que alcanzaran la tierra que demandaba agua como si en ello le fuera su propia vida.

El fin de etapa hoy ha sido eso: un fin de etapa sin más en el que voy pensando en que el viaje comienza a finalizar.


Cena…. Pizzeria Atrivium o algo así… jajaj en una mesa en la calle… que gran invento comer en la calle…
Desayuno 1… En el café junto al Hotel, se llama como el Hotel: Gran Parada
Desayuno 2… Meson Alfonso VIII en Santa Elena
Comida… Hoy ha sido un día de reencuentro, con Angel y su mujer que regentan la casa rural (absolutamente recomendable) de Aldeaquemada, este año llevan las piscinas y allí que me ido… estan junto a su casa rural
Alojamiento… Casa rural Doña Carmen.

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros.

las fotos del dia 16

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634528199679/

https://flic.kr/s/aHsjGF3EHv

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2230891

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8249853

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 17

Vilanueva de los Infantes-Las Pedroñeras

Existe una barrera imperceptible, una frontera no escrita, que no encontrareis en los mapas, difusa, indeterminada de múltiples recovecos y espacios. Es la que separa dos altiplanos el que está más alto de 900m, del que está más bajo de los setecientos. Dos altiplanos que ni pueden ser soñados en muchos países que son planos o cercanos al nivel del mar.

Esa barrera, en el recorrido de hoy tenía un nombre repetido en este viaje, hoy el trayecto me ha permitido hacer algo que no suelo hacer: cruzarme con el viaje de ida y visitar la otra parte de las Lagunas de Riudera.

Tras Carrizosa, un letrero llama poderosamente mi atención, se trata de una población que veo anunciada en un letrero: Alhambra.

La sonrisa, el recuerdo, el pasado me ha acompañado a partir de ese momento en el que la mañana pujaba con el termómetro, duras temperaturas que tras el paso por las cercanías de las lagunas han dado un estirón hacia lo alto mientras en el horizonte parecía quererse formar esa tormenta que todos reconocemos cuando hacemos el Camino en verano o cuando este se va marchitando.

Sentado sobre una piedra veo tras de mi la población de Tomelloso que  me mira y se ríe de mi desde lo lejos, calculo hasta la población unos siete Km. y espero…

Espero que esa bola enorme y dura, que no da tregua a lo que se mueve bajo su influencia en este mes veraniego, haga su trabajo, logro sentir y comprender lo que me regala esa naturaleza muerta de los campos que me rodean: olores a tierra, luces diferentes a las vistas hasta esos momentos, la transformación de los horizontes, visiones que van cambiando con el paso de los kilómetros.

Lentamente, como si nada hubiera pasado que no estuviera previsto, sonrío, miro el cielo, pienso en lo maravilloso que es vivir y llego sin mucho esfuerzo a Pedro Muñoz.

Allí me lo he planteado: que hacer? La respuesta era evidente: continuar.

Las lagunas en la tarde, llamadas aquí, tristemente, complejos me acariciaban con los destellos de la luz que reflejada en el agua llamaban mi atención, los complejos iban adornados de nombres inventados, artificiales, creados por el hombre que no respeta a ese otro hombre que bautizó, en los confines de su historia, lo que para el era la diferencia entre vivir o morir.

El Complejo Lagunar de Pedro Muñoz comenzaba con una laguna de nombre más que simple: La Laguna del Pueblo, el siguiente era cuanto menos curioso puesto que complejo y laguna tenían el mismo nombre: Manjavacas.

La laguna del huevero me miraba sonriente, reflejaba mi sonrisa que se iba agrandando con cada uno de los km. de este verano que quema.

La Pedroñeras comparte virgen con el destino de mañana, lástima que no comparta algo que sobresale aquí: un restaurante de primer orden.

Las Pedroñeras aparece tras la visión de unas lagunas planas, Las Pedroñeras en plena época de recogida del ajo huele a ajo y está invadida por jornaleros de distinta y diversa procedencia.

Cena…. En el bar que regenta, muy cerca, el dueño de la casa rural
Desayuno 1… en el único bar abierto de la plaza
Desayuno 2… en la plaza de Ruidera
Comida… junto al poligono industrial de la salida de Tomelloso
Alojamiento… Hostal El Bomba

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha.

 

las fotos del dia 17

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634556988373/

https://flic.kr/s/aHsjGHAdAi

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2231010

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8274253


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 18

Las Pedroñeras-Alconchel de la Estrella

Hubo un momento en el que lo hacía: hacer un poco hincapié en lo difícil que era subir o lo peligroso que resultaba bajar, eso lo expresaba sin mucha sangre…

....tan solo me limitaba a colocar un dato y dejarlo a la imaginación de quien leyera…

Había en esos momentos quien se daba cuenta de ello y quizá en su interior se hacía un comentario, había quien ese comentario lo hacía público con mayor o menor fuerza y había quien, por fortuna la mayoría, ni se daban cuenta o si lo hacían era tras leer el comentario de aquellos que lo hacían publico.

Hubo un tiempo en que disfrutaba en cierta forma pensando en esos comentarios que se hacían hacia el interior de uno mismo, los imaginaba del tipo: pero será…. O del tipo: este tío….

se los hacían quienes leían con los años lo que explicaba en los foros

Recuerdo un día en el que me pilló el toro… no fue la distancia, tampoco las horas sobre la bici: fue el desnivel positivo un desnivel que hasta a mi me asustaba…

Al día siguiente reflexionaba sobre ello: cuanto mide el Everest? En dos días podía haber hecho un desnivel superior… pensaba… concluyendo al tiempo, de forma indefectible que eso era una locura tan solo algo justificada por las circunstancias de aquellos días.

Tal vez por esas cosas u otras similares (como el comentario de un forero) que hacen que esta parte de este mi viaje la esté realizando de otra forma, en esta parte explico otras cosas, veo y disfruto de otros paisajes que se me presentan de otra manera.

Con el norte buscaba la villa histórica de Belmonte y posicionarme para el paso por una población en la que se hunden mis orígenes o mejor dicho los de la que era mi familia: Rada de Haro, para sin apenas detenerme junto a la fachada de la iglesia de la virgen de la rubia en la que había un nido de abejas, recordar, recordar como alguna de ellas me pico cuando mi edad no alcanzaba los dos dígitos, recordar como alguna avispa hizo lo propio cuando subía por una escalera a un tejado….

y tras el recuerdo de la infancia continuar mi marcha.

La poblaciones con el apellido Haro se han ido sucediendo:

Villaescusa, Fuentelespino para tras alcanzar esta población girar al este y llegar, tocar un timbre y desbordarse la alegría en Alconchel, esta sin apellido Haro pero con doble apellido: de la estrella si nos fijamos en la historia reciente, o corral de vacas si nos vamos más allá de esa historia reciente…

Alconchel de la Estrella, la virgen de la estrella venerada igualmente por los habitantes de Las Pedroñeras o Alconchel de la Estrella corral de vacas.

Lo máximo que vi en este pueblo fueron ovejas y cabras, las de los que fueron mis tíos que tenían el único rebaño del pueblo, por tanto este último apellido se me antoja que debe de ser muy, tan antiguo como imposible.


Cena…. En el Hotel
Desayuno 1… En el Hotel
Desayuno 2… En el castillo de Belmonte
Comida… en Villaescusa de Haro
Alojamiento… en casa de mi madre

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina
Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha.

las fotos del dia 18

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634586316130/

https://flic.kr/s/aHsjGLbwHh

el suave y tranquilo recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2233937

en wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8282818


En los viajes, en los relatos siempre suceden cosas que pertenecen al mundo personal, pero el contador de cuentos e historias siempre se queda con esa sensación amarga de explicar muchas cosas y el deseo de explicar muchas más.

Por segunda vez volvía a visitar a mi madre en su pueblo...

Para entender el inicio del relato del día siguiente deberíais conocer algo de ese otro mundo al que en estas lineas me he referido...

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 19

Alconchel de la Estrella- Cañete

Afeitándome en casa de mi madre he visto un rostro quemado, con dos manchas blancas que parecen incrustadas en los ojos, en esa imagen que me devolvía el espejo me he reconocido si bien me he aplicado en fijarme en el con atención. El rostro que era imagen en esa superficie lisa y brillante era el de una persona mayor, sus arrugas son las que explican sus batallas, sus amores, su vida, sus mañanas inciertas, sus atardeceres de gloria, sus noches de fracasos. Tras un segundo que parecía fijado en el tiempo he terminado por guiñarme un ojo y tras un nuevo instante por fin ha aparecido la sonrisa que se ha asomado a ese rostro mientras mi mente no dejaba de trabajar, mi mente recordaba las innumerables veces que se ha autoengañado en estos años pasados simulando el que creía ser el último viaje.

Acabaré como esos actores algo decrépitos a los que tan solo les salva su imagen pasada, su talento, el mismo que a base de usarlo se ha transformado en natural, vestido de amarillo sobre un tablao de madera que crujirá a cada paso de mi bici hasta el punto y final.

El aire parecía diferente esta mañana, la despedida no estaba exenta de advertencias y temores que son normales al comprobar que algo desconocido pero intuido se estaba produciendo: es lo de cada año por estas fechas, alguien viaja, alguien sufre más si es consciente de ese viaje que sabe y conoce que se produce pero que le evita el sufrimiento si no lo ve tan de cerca como ayer lo vio u hoy lo ha visto.

Pedaleaba con ganas, en momentos con rabia, el verano me advertía sobre el riesgo que suponía hacer lo que estaba haciendo en la manera en la que lo estaba haciendo, el aire parecía no quererse apartar para que pasase como en otras mañanas, por un momento he pensado que el aire pretendía retenerme, impedir que me fuera de ese espacio al que no miraba como cada mañana no miro hacia atrás, el viajero no solo no mira atrás, tampoco piensa en el aire que indefectiblemente deja atrás.

El aire, hecha la mañana olía a miel, a resina de algunos pinos que plantados no hace tantos años cambian el aroma reseco y quemado de esta dura zona de la mancha, buscaba en esos momentos una mancha verde en la que refugiarme, darme vida y tiempo, tiempo y vida.

La mancha verde era de agua, con nombre de pantano y destellos de música: Alarcón.

Un pasado cercano y lejano, destellos que se escapan en el aire, que muestran la presencia del agua en un año de lluvias que no parece ser presente.

El paso por las poblaciones me ha ido acercando a lo que debería de ser el final del trayecto a pie de una montaña, el nombre del pueblo lo dice todo sobre su pasado: Carboneras de Guadazaon…

Pero una feliz coincidencia y un mal entendido por mi parte con Enne, o si lo preferís Ernest del foro de Bicigrino y del de Rodadas, coincidí con el en Alicante, ha hecho que acabara en Cañete, resiguiendo nuevamente al río Cabriel para verme con el y realizar juntos la etapa de mañana.


Cena…. En casa de mi madre
Desayuno 1… Me he ido peleando con los bares y sus dueños hasta poder desayunar con tranquilidad en un pueblo cercano al pantano Villaverde y Pasaconsol
Desayuno 2… Formaba parte de la pelea de bares
Comida… En Olmeda del Rey
Alojamiento… Hostal La Muralla

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha

Las fotos del dia 19

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634590976762/

https://flic.kr/s/aHsjGLAqa1

Este es el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2269159

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8293271


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 20

Cañete-Orihuela de Tremedal

Los principios del viaje son variados, son a veces de cajon, un principio del viaje podría ser el llegar… al lugar que te has propuesto llegar si tienes un plan de etapas, si no lo tienes siempre llegas puesto que te paras cuando así lo decides…

Para mi el principio más importante es llegar en las mejores condiciones posibles, esto es, pedalear lo imprescindible, no derrochar fuerzas, pensar no en el hoy sino en el mañana o mejor en el futuro de etapas que te están aguardando, tan solo si llegas en las mejores condiciones posibles afrontaras de la mejor manera ese futuro.

 

Cuando llevas, como yo veinte etapas de pedaleo con más de dos mil km, en las piernas no tan solo quieres llegar, sabes que eso, el llegar en unas buenas condiciones se va convirtiendo cada vez en algo muy difícil de conseguir.

Tras desayunar con Ernest la mañana nos saludaba con un primer golpe de aire frío que mi piel ha acogido con un momento de duda creándose sobre los brazos esa punta que señalan multitud de lo que pueden ser granos y que llamamos comúnmente piel de gallina.

Una ligera prenda quería salir de mi bolsa delantera pero no ha sido necesaria, la etapa comenzaba subiendo preludio de lo que nos aguardaba.

El ritmo pausado, el pedaleo suave, la temperatura que iba lentamente disparándose eran nuestros compañeros mundanos al tiempo que miraba el Evo-II y la bici de carbono de 29 de Ernest, al tiempo en mi mente se habría paso una idea, la de una canción, el horizonte muy distante y alto parecía acercarse a pasos agigantados.

La canción que resonaba en mi mente repetía un

“te extraño como el desierto extraña la lluvia, mientras nosotros caminábamos tu corrías, ibas siempre por delante y te extraño…”

 

El perfil remolón ha comenzado a apartarme de esos pensamientos, un letrero me ha hecho parar, en el mismo se podía leer una leyenda de mancha verde al igual que en mis mapas, con nombre y apellidos, el texto llamaba poderosamente mi atención: Palancares y Tierra Muerta, Serranía de Cuenca, lo he pensado, ante semejante anuncio, como pasar sin más?

 

El goce tan solo trastocado por una nueva subida, el acople al perfil, buscando vistas diferentes, sonidos apagados por el calor que hace que en algún momento oigas secarse los pinos con ese sonido estival azuzaban los sentidos

Si hasta ese momento la etapa era exigente, la exigencia se ha transformado en disfrute que ha explosionado en una sierra que ya es tan amada como lo era, hasta no hace tanto, desconocida. Hemos pasado por ella,  Ernest y yo, saboreandola en su justa medida.

Verde verano que vas viendo, el cielo que se va moviendo inquieto, lo que allí existía era una pugna con ferocidad por ser bello, piedras de antiguas formaciones, conglomerados enormes que como ayer llamaban nuestra atención, en los que crees ver paralelismos con otros paisajes lejanos y tras uno otro y tras este otro más, una sucesión plástica diferente, muy quieta, muy impresionante y sobrecogedora que a los viajeros, que olian en la lejanía su destino les paraba y les hacía ir lentamente saboreadores de lo que les sucedía…

Esos conglomerados rojizos no solo llaman la atención, transmiten un deseo de alcanzarlos, elevarte sobre ellos como lo que son: caballos permanentemente quietos que saben decirte algo difícil de no entender: quédate conmigo, subete sobre mi, soy algo por conquistar, ven.

Un giro a la derecha nos lleva al primero de los puertos de hoy en los que puedo comprobar como Ernest está mas fuerte que yo… muchos metros de subida, a una pendiente inhumana que se va repitiendo en los carteles de la carreterita; 10%...

El alto que abandona el valle del Jucar da paso a una bajada descomunal que agudiza mis sentidos puesto que empieza una parte de la ruta que he realizado en sentido contrario… en la bajada nos relevamos, la carretera está desierta y en un monolito, un giro a la izquierda y un comentario fuera de lugar…

                                    -Sabes lo que es una mierda de rio?... el Tajo en este tramo…

Los ojos como platos parecen romper el silencio, el encanto, esta maravilla de etapa recorrida…

Un poco más adelante podemos comprobar como ese comentario es tan real como que no hay letrero que anuncie el río…

Parados sobre su cauce le anuncio a Ernest la subida al Portillo y le explico como era eso de bajada…

En la cumbre me espera al tiempo que nos vamos felices a comer…

Ernest tiene ganas, quiere hacer cosas, se anima, le encanta el sitio el paisaje del Alto Tajo, se ve que está disfrutando…

Así que me propone una ruta entre pinos, abetos y encinas… propuesta que no puedo rechazar y menos cuando se que ha realizado cientos de km. para coincidir en mi viaje… le digo: llévame, la misma palabra que si me hubiera propuesto recorrer el infierno…

Una aventurilla nos aguardaba, una cierva, una aldea abandonada, caminos que desaparecen bajo las ruedas, vueltas y mas vueltas buscando no meternos en una finca privada, recorridos por cauces de torrentes…

Un camping y un final feliz mientras era una especie de colofón a esa aventura en la que si hasta ese momento la ruta era preciosa, en la aventurilla el paisaje explotaba continuamente en nuestra cara, nuestros ojos no sabían donde mirar y lo único que nos preocupaba era si debíamos girar a la izquierda o a la derecha como si eso fuera muy importante...

El fin de la etapa, suave en bajada, con horizontes nuevamente lejanos en colores dorados con fondo blanco se ha presentado lejano y fácil con nombre de pueblo curioso: Orihuela de Tremedal, un pueblo que habla de un río de piedra, eso, un río de piedra es un tremedal, un pueblo blasonado en la provincia de Teruel.

Cena…. En el Hostal
Desayuno 1… En el Hostal
Desayuno 2… En el bar de Laguna del marquesado
Comida… Casa rural de Guadalaviar
Alojamiento… Hostal San Millan

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha, Palancares y Tierra Muerta, Parque Natural de la Serrania de Cuenca.

las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634612339436/

https://flic.kr/s/aHsjGNtUwY

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2269260

el paseo aproximado de Ernest

http://ridewithgps.com/routes/2852914

en wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8300485

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 21

Orihuela de Tremedal-Calamocha

Poco nos ha durado el pedaleoa Ernest y a mi, apenas un km. Ernest dejaba el freno y yo iba cantando en la bajada del pueblo, al poco mis frenos chirriaban conforme señalaba la cercanía de un cruce, allí nos hemos despedido con un hasta siempre.

Le he visto alejarse mientras lentamente intentaba interiorizar lo vivido

Los viajes están llenos de vivencias, del pasado, del presente, también del futuro, en los viajes a veces piensas en volver a pasar por donde pasas.

Mientras pedaleaba he recordado el inicio de un libro que me regaló un amigo de la lejana Cantabria. En realidad no importaba como se iniciaba, tan solo importaba como acababa: con la misma frase con la que se iniciaba. No es el único libro que se inicia justamente por donde se acaba, como ocurre con tantas cosas…

Morir es la consecuencia de vivir.

Recuerdo una frase de un forero que venía a decir algo así como que la muerte está tan segura de su victoria que nos da toda una vida de ventaja.

Morir es como zambullirse en un lago profundo en un día caluroso. Sientes la conmoción del frío, del cambio brusco, del dolor que te produce la piel, en tus pulmones, la punzada en el corazón durante un segundo, y luego tras ese segundo de incerteza y temor llega la aceptación, morir es como nadar en la realidad.

Pedaleaba en busca de un horizonte mojado aún algo lejano, buscaba signos, marcas, pistas que me dijeran que me preparaba la jornada que tenía por delante.

El viajero es, a veces, ese ser un tanto desprotegido de todo lo que le rodea, asustado de tanto que tiene por delante, incrédulo de lo realizado, capaz de vivir en un segundo lo que no le es posible vivir en días completos…

Los signos y pistas me han llevado a lo que por ser normal cuando viajas no deja de ser extraordinario, el sufrimiento del pedaleo, el disfrute del pedaleo, a un requiebro mojado que no es lo que mis ojos ya ansían.

Con la jornada, como si fuera una pieza musical, los pueblos se han ido sucediendo, Alustante ha sido el primero de ellos, seguido de otro desconocido no menos sonoro: Tordesillos, alguno de ellos los he esquivado como Setiles en fa menor o El Pobo de Dueñas conocido por quien os escribe para tras pasar por Campillo de Dueñas y ver la laguna de Zaida, bonito nombre, buscar la naturaleza que suena a música, que suena agua, a grullas, que suena a descanso y reposo, a alimento para las aves. De todo ello depende la existencia del humedal y del agua que conocemos como la laguna de Gallocanta en este uno de los mejores años de los últimos tiempos, en los que el agua tiene y trae vida, en el que la tierra mojada transformada en barro, trampa mortal para los bípedos como nosotros protegen a los habitantes que no tienen que tener ningún temor por ese mismo barro.

No queriéndome marchar me he ido alejando tan solo imaginando que había tras ese lejano ruido que llegaba a mis oídos de los centenares o  miles de animales que celebran su existencia, su reproducción, su victoria sobre la muerte disfrutando de la vida. Sonidos que primero acrecentados en un mirador se han ido apagando al ritmo de la tarde en la que yo, tras un nuevo requiebro en el que el sureste lo he transformado en noreste, he podido definitivamente alcanzar en el sur mi destino del día de hoy: una magnífica Calamocha que huele a fiesta.

Cena…. En el Hostal San Millan
Desayuno 1… En el Hostal
Desayuno 2… En el centro social de Tordesillos
Comida… En el bar de Bello
Alojamiento… Hotel Fidalgo.

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha, Palancares y Tierra Muerta, Parque Natural de la Serranía de Cuenca, Humedales y Laguna de Gallocanta

 

las fotos del dia 21

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634613152228/

https://flic.kr/s/aHsjGNy59C

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2275448

en Wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8328294


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 22

Calamocha-Escatron

El sonido del agua tiene en el nombre del Jiloca su origen en la bonita y limpia Calamocha, el Jiloca es un río, una comarca, un afluente del Ebro que como tal tuvo su historia árabe, su historia de reconquista con el Cid como protagonista, su historia romana…

Olía a flores de fiesta en la mañana, sentía sonidos apagados tras los muros en los que alguna conversación se rompía y rasgaba en una estridente risa propia de otras horas del día o de la noche. Aun hoy la fiesta se prolongaba, a pesar del calor, más allá del alba.

La crisis golpea en la pobreza.

Pensaba en el pedalear sereno lo importante de lo que nos une, en las fiestas cercanas a los cercanos, de lo importante que son los valores de la amistad, del compartir, de un beso que solo se te ofrece en una ocasión en el año con motivo de una alegría que solo existe unos días en el año. San o Santa algo tienen la culpa, la excusa perfecta para mantener lo imposible, olvidarnos de aquello que nos aflige y preocupa, pensar en el proyecto que sin duda se abre, lentamente ante nosotros llamado futuro.

Mi camino me mandaba mensajes que no he sabido desentrañar hasta bien entrada la tarde, los caminos me conducían primero subiendo, luego bajando y bajando me enseñaban lejanos y difusos horizontes teñidos de humedad, humedad que era blanca y se ha ido tiñendo de oscuro en la tarde primeriza puesto que un destino allá en lo bajo, tras pasar por un embalse algo solitario y sin mucho aliciente se ha ido presentando primero en mis mapas, después en mi mente y por último ante mis ojos.

Te topas ante el, es un monumento a la historia reciente de la historia reciente, unas ruinas…

Quien pase sin saber podrá llegar a pensar: que hace esto aquí, como es posible que no lo hayan derribado…

Esto, lo ha producido un terremoto? Se preguntará… quien pase sin entender de esa manera se ahorrará el dolor.

La respuesta para quien quiera entender es la del nombre de esas ruinas, de ese pueblo junto al que se construyó uno nuevo con idéntico nombre que no olvida su historia, que nos permite recordar, sufrir en silencio, intentar ver tras su piedra, sus calles abandonadas, sus iglesias semiderruídas al albur del tiempo.

Todo ello se resume en pocas letras y en una palabra: Belchite

Y en una historia que solo fue un paréntesis de una guerra y un castigo...

Tras escuchar un imposible al poderme alojar en Belchite he ido a pasear por donde está prohibido entre lo que fue y no pudo continuar siendo, entre ese monumento a la ignominia que se dejó tal cual en recuerdo….

En recuerdo de? Que recuerdo hay que tener sobre lo que nunca debió de suceder? El de la historia para no repetir la historia?

Nuevamente sobre mi montura me esperaban grandes rectas con un cielo amenazador, portador de agua que limpia, que evita el sentir la impureza… Alzaida es un pueblo en medio de la nada y mucho más allá tras desplomarte de esa meseta plana de más de cuarenta kilómetros, el Ebro me esperaba en Escatron.

Cena…. En el Hotel
Desayuno 1… En el Hotel
Desayuno 2… La pelea por desayunar hoy la he perdido
Comida… En Muniesa junto a la gasolinera
Alojamiento… Hostal el Embarcadero junto al Camino del Ebro.

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha, Palancares y Tierra Muerta, Parque Natural de la Serranía de Cuenca, Humedales y Laguna de Gallocanta

 

las fotos del dia 22

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634626553072/

https://flic.kr/s/aHsjGPJKKE

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2278680

en wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8333792


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 23

Escatron-Amposta


Con el sol el despertar, con la luz el río, a pie del río el hostal, he bajado a la calle a verlo, es impresionante pensar en esas millones de gotas que a una velocidad vertiginosa buscan su destino en el mar.

La mañana se quería revolver ante todo lo que se le acercaba queriéndome tan solo acariciar, apaciguar en la indolencia.

La mañana en franco pedaleo buscaba cursos de agua, paisajes lejanos y turbios mecidos por el calor del sol que seguía arrancando de la tierra la humedad que podía robarle.

Lentamente el paisaje ha ido cambiando y se ha ido haciendo familiar y con el, los nombres… como el de Caspe que acompasan al río por ende más importante de esta parte de la península que se reivindica en su vega, en sus márgenes, en este año de duras nieves que es agua difícil de encontrar en los anteriores… el Ebro es mucho más que un río en este Aragón que linda con Cataluña.

Maella, junto al Matarraña me retrotrae al recuerdo y con él a otras vivencias, otras sonrisas, otras miradas.

El Algars me habla de la amistad, de la traición, de otras experiencias, de un cuento que fue predictivo.

Batea era un punto y aparte de la etapa de hoy pero algo se ha encendido en mi mente, algo me ha comenzado a rondar cuando comía, algo que ha despertado una sonrisa algo olvidada…

Y así ha sido, tras empalmar con la inefable N-420 he visto el rotulo: Bot

Bot es una localidad por la que pasa la via verde que tiene tres denominaciones pero es una, la más larga de Cataluña, que une Tortosa con Alcañiz

Y el resto ha sido un paseo de tuneles, de almendros y olivos, de cursos de agua y al fin más allá Tortosa

Amposta me esperaba como esas madres esperan a sus hijos, orgullosas de ellos, temerosas de lo que les puede pasar, Amposta me había preparado una merienda, la de aquellos años de hambruna y estrecheces: chorizo Revilla con margarina y chocolate en una barra de medio cortada por la mitad.

Amposta me recuerda un encuentro con un pelirojo quemado por el sol y al hotel donde se alojó me he ido.

En ello estaba cuando…. de pronto.

Me he dado cuenta de verdad: Huele a mar.


Cena…. En el Hostal el embarcadero
Desayuno 1… en el Hostal
Desayuno 2… en Caspe junto a la plaza por la que te desvias
Comida… en Batea, la brasería, pasado el semáforo
Alojamiento… Hotel HC Montsia

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha, Palancares y Tierra Muerta, Parque Natural de la Serranía de Cuenca, Humedales y Laguna de Gallocanta.

 

las fotos del día 23

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634642430746/

https://flic.kr/s/aHsjGR98CE

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2278777

en wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8338990

 


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 24

Amposta-Sant Pere de Ribes

Prisa?

Ninguna…

Pero lo sabía, lo se…

Se lo que ocurre cuando se instala en mi mente una idea que tapa todo lo demás.

Como baña la luz del día o la luz de la noche el firmamento, recogido en mí ser con el semblante serio sin ser rígido he dado el primero de los pedales para empezar a pedalear.

Suave… como si nada de lo que iba a suceder fuera conmigo…

Lento… como dice mi avatar… pero en ocasiones con el plato grande y el piñón pequeño…

Ligero… como si mi compañero no me siguiera cargado como lo estaba, como cada día.

Tan solo discurrir, levantar la vista, otear el horizonte más y más reconocible para pasar a conocido y creer más adelante que estaba en el pasillo de casa…

El esfuerzo?

Hoy no existía…

La poblaciones?

Levantaban una cada vez mayor sonrisa…

Hasta ese preciso momento en el que mis ojos lo han visto, centelleante, siempre cambiante… el, se ha dado cuenta de mi presencia y me ha comenzado a enviar destellos dulces, únicos, mágicos. El mar.

El encuentro con el mar era el preludio de mi llegada, la llegada a mi destino… allí donde dos torres representan lo que no miro cuando empiezo un viaje y se que regresaré junto a ellas para comenzar lo de cada año, lo de cada viaje, un ritual, el ritual de que todo va a concluir.

El ritual del ofrecimiento, de enseñar lo que llevo, de explicar lo que me acompaña, de desnudar algo que siempre está oculto, de acabar para finalizar.

Levantarte para caer, caer para levantarte.

Todo eso y más es el ritual que hoy he realizado al final de la jornada

Que importa que me miren o se sorprendan de verme, de reconocerme, de pensar… ¿pero que hace? Yo, lo se y eso es realmente lo único y verdaderamente importante.

Sant Pere me acoge, espero que por última vez.


Cena…. En una pizzeria junto al mercado
Desayuno 1… en un horno junto al hotel, la chica ha tenido premio, hay que premiar a quien abre a las 7 am
Desayuno 2… y tres… tenía gana, tenía hambre, tenía deseos…
Comida… en La Pineda, a la sombra en un restaurante que forma ese pasillo de casa que se sitúa entre el río y mi casa.
Alojamiento… acaso no lo sabeis?

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del Ebro, La Sierra de Irta, Prat de Cabanes-Torreblanca, Serra d’Espada, El Parque Natural de Serra Calderona, Parque Natural del Turia, El parque Natural de Chera-Sot de Chera, Las Hoces del Cabriel, Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque Natural Sierra de Huetor, Sierra Magina, Parque Natural de Despeñaperros, Complejos lagunares de la Mancha, Palancares y Tierra Muerta, Parque Natural de la Serranía de Cuenca, Humedales y Laguna de Gallocanta.

 

las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157634651742093/

https://flic.kr/s/aHsjGRXRz8

el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/2300295

en wikiloc

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8343343



....."Sant Pere me acoge, espero que por última vez"......

 

Frase premonitoria de lo que luego ha sido una realidad.


La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.


De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

La despedida
.

Los años pasan, la vida también, a veces sientes la necesidad de explicar algo sobre ella, piensas que si así lo haces en ese momento quedará reflejado en algún lugar y lo haces, haces eso, por lo menos en mi caso, por una razón obvia, por algo que me sucede y que probablemente le sucede a todos mis congéneres.

El olvido, el abandono de la memoria, la imposibilidad de revivir los mismos sentimientos o emociones que has vivido en un instante del tiempo, de tu tiempo.

Son muchos viajes, muchas vivencias en las que he y me he explicado muchas cosas, también he vivido muchas formas de finalizar el viaje, está será diferente a las anteriores, en la vida hay quien dice mucho más que lo que yo podría decir en mil vidas vividas.

Ese es el caso de una gran mujer, una gran escritora, una gran periodista. Descubrí a Ángeles Caso cuando como quien dice salía a la luz en su vida literaria profesional, leí una compilación de historias de amor de la que es autora de eso hace años, muchos años…

Esta es para mí su gran reflexión en este año, que hago mía, que me la quedo en un rincón del alma, esta es la despedida del viaje:

....."Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación- de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.
Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.
Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.
Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada. O todo"
....

Se puede decir mucho más en tan poco espacio?
Todo eso no solo lo hago mío.

Slow nació hace seis años, en el verano del 2008, si bien hubo un primer viaje en soledad en el invierno del 2007, este año, un año más, la muerte ha venido nuevamente a mis cercanías, un año fue mi cuñado, otro fue un tío mío, otro fue otro de mis tíos, otro fue mi suegro, otro mi padre, este… una amiga, compañera de trabajo que nos dejó muchas cosas, una de ellas fue una de las poesías que le gustaba, este año la despedida se completará con ese escrito en honor y recuerdo de quien murió buscando la nieve, la nieve le quito la vida, un alud nos quitó a una amiga, a una persona joven, a una compañera de trabajo, la nieve dejó vivir a sus acompañantes, a ella, a Raquel, no la perdonó.

En las últimas despedidas suelo acompañar con un video la despedida del viaje, en esta ocasión se trata de un video que es un canto a la naturaleza, de eso ha ido este viaje que unía manchas verdes de nuestra geografía… naturaleza indómita que me esperaba allá en lo alto, el altiplano inconquistable, el pico más alto de esta minúscula parte del mundo, naturaleza verde que debiéramos no solo cuidar, también agrandar para los que vienen tras nuestros pasos… ni tan solo podemos imaginar lo difícil que ha sido el poder tener hoy en día tan solo uno de esos pequeños y maravillosos espacios que existen.

Dedicado a ellos, también para vosotros.

(Training by Elmara )

http://www.youtube.com/watch?v=mFAZFeJameI

y con otro que acompaña ese desparrame de sinceridad y es que…

lo sabemos: existe otra vida.



ATB-Twisted Love

https://www.youtube.com/watch?NR=1&feature=endscreen&v=W8vGqRGCkh8

Tan solo me queda añadir lo que siempre acompaña a este último escrito y que los que han leído otros viajes conocen: se llama pasión.

La pasión de viajar, la pasión queriendo seguir existiendo, no queriendo entender que su tiempo nuevamente ha acabado en este ya tórrido verano, no queriendo ni tan solo escuchar que deberá nuevamente esperar que un nuevo día, cuando el frío real y patente en la meseta castellana podrá emerger nuevamente para acompañarse de su mejor amiga, de su aliada, de la vida o lo que es lo mismo: del vivir.

Vivir para morir.

La pasión

La pasión es viajar.

 


Este es el escrito tomado prestado de Raquel, escrito originalmente en catalán y que yo he traducido al castellano.

Estad bien, estamos separados por un cristal y lo tenemos tan cerca de la cara que a veces se empaña. Pero es gracias al vidrio que nos podemos ver porque sin él no soportaríamos estar tan cerca

Estad bien, no dejéis que el vidrio se os empañe demasiado, si pudiera lo atravesaría y vendría hasta vosotros pero ahora solo podéis dejarme mensajes en el vidrio empañado,

 

Estad bien, es lo que escribo una y otra vez cada vez que se borran las letras por la humedad de vuestra propia respiración. Cuando creáis que ya no podréis aguantar más, cuando creáis que sólo hay cristales entre vosotros y el mundo, cuando el vidrio se os haya empañado tanto que ya no veáis nada: escribirme con el dedo alguna cosa con todas vuestras fuerzas como si pudiera leerla, con todas vuestras fuerzas como si pudiera responderla.

 

(Este texto, escrito originalmente en singular, era uno de los más queridos por Raquel, iba dirigido a ella pero ahora parece como si fuera ella la que nos lo lee a nosotros.)