BUSCAR
PUBLICACIONES
Turismo en el Garraf
playa, montaña y bici todo el año
registrar
Relatos cortos del año 2014
Relatos cortos del año 2014
Fecha publicación:  09/02/2015
Autor:  slow

Resumen

Quedada por el Centre Geográfic de Catalunya.

La Segarra, primera parte

La Segarra, segunda parte

quizas debiera de explicar

La Segarra, tercera parte

Trescientos, muy cerca del fracaso.

Bcn-Port Ginesta

 


Resumen

Sabiendo como sabía que los viajes iban a tener un punto y final... ojalá fuera un punto y aparte, afrontaba el año 2014 con las ganas de emprender aquellas cosas que en otras ocasiones dejaba un tanto de lado; las reuniones de amigos bicicleteros.

Por otro lado quería sacar a relucir las mejores características de mi bici "de paseo" y que no eran evidentemente las de arrastrar un remolque como así sucedió en los últimos dos viajes.

 

Esto fue el resumen del año...

 

un año en el que poder observar como podría ser el futuro próximo.


Quedada por el centro geográfico de Catalunya.

En uno de los relatos de este blog, ventana y expresión de muchas cosas, en algún momento hablé de una persona que pasó por barcelona... venía desde el Reino Unido, iba hacia Tolosa y pedaleamos juntos...

poco después de esta quedada, la del CGdC, volvíamos a coincidir.

me encontré con una persona algo cambiada, había sufrido algún embate de esto que es vivir y volvía a estar de viaje...

Lander es un espiritu libre, no se nada más de el salvo que me paso el blog de su viaje, justo es que en un rincón del mío aparezca una reseña al suyo

http://tolosa-tokyo.blogspot.com.es/p/ibilbidea-route.html

 


Lluis me tiene en una consideración que no merezco, el fue el promotor de aquella quedada, la de la Corona de Aragón y de esta quedada invernal del mes de marzo de 2014.

 

En ocasiones las cosas simples son las mas efectivas, así nos convocó:

FECHA: 29 i 30 de marzo
ZONA: comarques centrals de Catalunya
LUGAR DE ENCUENTRO: Tora, Hostal Jaumet
HORA DE ENCUENTRO: 9,00 h. (que acabaran siendo las 10,00 h. ...)
ITINERARIO: ver pdf ... (provisional)
PERNOCTA: Albergue Del Carme en Manresa.
MATERIAL OBLIGATORIO: taza de café y buen humor
MATERIAL RECOMENDADO: bicicleta
.

Hoy un año después todavía me asombro de lo acertado y conciso del asunto y pienso tras releerlo una vez más en aquello que he dicho tantas veces:

se puede decir tanto con tan pocas palabras?

A veces he sido yo quien ha visualizado una banda sonora para un viaje o para una de las quedadas... eso es algo intuitivo, producto del deseo y la imaginación, en aquella ocasión fue Lluis quien la imaginó.

 

https://www.youtube.com/watch?v=JNS_SUmCJm4

(George Harrison-Here comes The Sun)

 


Tras volver de pasar dos días inolvidables... en el foro alguien estaba algo nervioso...

y realizaba este comentario:

....................."Bueno que pasa ????

Son pasadas las 22 hrs, y todavía nadie se digna a poner algo sobre lo mal que os lo debéis haber pasado en la quedada ????
Un poquito de consideración por los que nos hemos "apeado"......
Salut..

 

 

Hola Xavix (le respondía)


rompo el fuego
podríamos titular esta quedada como
"La ventada"
o "la mojada" ... aunque creo que me moje bastante más en la de Jaén
Tal vez podría llamarse
doce ciclistas y una valiente.
pero si algo destacaría por encima del buen ambiente sería el cicloturismo en fase

"hay que aguantar" 

quien dijo que iba a ser un paseo?

todo lo vivido tiene nombre propio que aglutina y conforta y se llama.
Lluis.


Junto a la Sierra de Pinos en el límite que da paso a un valle que en su momento debía de ser el paso a otro mundo se ubica el pueblo de Tora junto al rio Llobregos.


Un grupo de doce componentes, en la mañana del sabado nos reuníamos para visitar la zona, la idea era simple: nos vamos a Manresa y volvemos de Manresa.

Muchos nos conocíamos otros no, es lo que tiene esto de internet: te brinda la oportunidad de conocer, poner caras a los que hasta ese momento solo sabes de su existencia a través de sus comentarios, un nombre supuesto y una minifotografía que puede dar más o menos una pista de la persona.

Montando las bicis, ya tuvimos alguna sorpresa: algun pinchazo, algun ajuste... pero el buen ambiente reinante daba claros síntomas de lo que iba a ser un fin de semana duro y algo dificil puesto que el que se encargó  del buen tiempo se fue a otra excursión...

Viento al despertarme, viento en el trayecto hasta Tora, viento allí donde, agazapados por la montaña, no lo debiera de haber... ese fue uno de los elementos que quería "aguarnos" la fiesta, pero ... nada podía con el grupo máxime cuando tuvimos la fortuna de poder comer junto al Monasterio de Nuestra Sra de Pinos entre risas dado que "solo" habíamos recorrido muy pocos Km...

 


La bajada de Pinos hasta las proximidades de Prades era de las de cogerte a los frenos...

Alcanzar Goberna solo tenía la dificultad de subir por una pista que no estaba en las mejores condiciones, pero cada uno la pudo hacer según sus posibilidades.

Junto a un deposito y una antena los componentes aguardaban al resto que algo decolgados llegaron como pudieron y allí junto a un cortado el viento pudo con la estabilidad de alguna de nuestras monturas...


Una nueva bajada y algo de sosiego y tranquilidad hasta llegar a las proximidades de Manresa eran el cercano epilogo del primero de los dias...


Manresa nos acogía con la delicadeza que tienen las ciudades que enseñan una cosa y esconden otra:

enseñan lo que ves con el paso habitual en coche: una ciudad que los rechaza
esconde el señorío de una ciudad que pujante en el pasado supo crear algunas edificaciones que son muestra de su verdadera altura.


En el albergue nos acomodamos, en el albergue lo pasamos en grande y tras ducharnos, recomponernos y esperar a nuestra dama nos fuimos a cenar pasandolo en grande mientras paseabamos por esa ciudad.

La vuelta, algo tarde, pensando en el día de mañana en el que dormiríamos una hora menos no dió mucho de si y tras los consabidos ruidos de la noche un despertador sonaba....


Era la hora de comprobar como por una ventana veias el cielo despejado y por la opuesta veías las nubes amenazadoras. Pero también era el momento de las dudas y la hora de elegir


Hay quien probó y vió que no era su día y a fe mia que no se equivocó.


hay quien tenía dudas y escogió hacer la ruta y a fe mia que no se equivocó y por último hay quien sufrió por otra persona  pensando que tal vez lo que nos deparaba el día iba a ser demasiado para no pasar al otro lado... del lado del "sufriendo, pasarlo bien"

al lado de intentando pasarlo bien, tan solo sufrir...

y se equivocó, tal vez no supimos calibrar, a pesar de saberlo, lo que pudo ser la ruta de la que nos hablaba la persona por la que nos preocupábamos... hablaba de una dura ruta por Noruega.

 

Así, tras algo más de trece km. de subida por una carretera digna de repetir, con unas supuestas vistas espectaculares, en las que nuestra compañía era la lluvia sin tregua desde la ciudad de Manresa hasta Tora, acompañada por una niebla que por momentos pasaba de tenue a espesa, todo ello acompañado por algo de bastante frío... el grupo se reagrupaba en un pueblo cuyo nombre también existe en la provincia de Tarragona:

Prades.


En algo similar a una leñera, dejada allí por quien debía de pensar, seguro, en nosotros.


Era allí donde se obraba, nuevamente, el milagro de Rodadas, era allí donde la comida, el café o te caliente nos permitían sonreir, reir nuevamente y mirarnos a la cara, era allí donde el agua se apartaba de nosotros y nos hacía recordar lo evidente: lo importante que es la fuerza de la voluntad por hacer algo, por hacer  lo que queríamos hacer.


La llegada a Tora en lo que fue una suave, continua y maravillosa bajada, ponía casi un broche de oro a dos jornadas que nos dejarán un poso agridulce puesto que esos paisajes que están allí, que nos estaban esperando, que querían que los degustáramos con intensidad, nos han sido vetados con intención, puesto que esas vistas y ese recorrido precisa un nuevo "sacrificio".

Por ello, sabemos que volveremos, claro que volveremos.

estas son las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157643202761265/

y acababa con una dedicatoria.

Gracias a Paco... de ojos vivaces, que pedaleando en una postura un tanto erguida te das cuenta que es un maquina.


a Andrés, que parece vivir un mundo interior pero que está en este, creo que no te equivocaste en apostar para ganar

a Pollo, vivaracho, inquebrantable compañero de citas y gran conversador, siempre en ebullición. Su implicación y compromiso no tienen fisuras

a David, el hombre prudente y callado con una forma física fantástica.

a Juan, que creo que se lo ha pasado fantásticamente a pesar de los problemillas de su máquina

a Zuzu y Mustarós, uno de los descubrimientos increibles, tanto por su vida "exterior" como, sobre todo, por la interior.

a Lluistrell que si no existiera, habría que inventarlo... amenazó con preparar algo... allí que voy !!!!

al otro  Paco, cuyo semblante serio esconde lo gran persona que es.

a Contxita, que sobre su Rove verde nos daba Rove con ondas, callado y tranquilo

a Ismael que, directo, te llega con simplicidad y de forma abierta, al corazón, se quedó a dormir con nosotros a pesar de vivir allí al lado del albergue... con tal de compartir, nos sacó de la ciudad por un sitio precioso ... lastima de lluvia y se quedó a ayudar al compañero.


y sobre todo a LLuis, grande, eres muy grande.


 

La Segarra, primera parte

 

La imaginación, a veces, te gasta malas pasadas...


Juraría que en la noche, había oído llover y pensé entre las sabanas... ya empieza... Tan grande era el convencimiento que cuando sonó el despertador, eran las 6h30, ni me lo plantee... estaba lloviendo. D

esayunaba algo mientras el día despuntaba, el sonido del surtidor de agua que tengo cerca de casa se puso en marcha y el silencio de la noche dejaba paso al ruido del día...
unas mesas y sillas de fibra se iban colocando en las terrazas
fue en ese preciso momento cuando lo pensé: Que quieren? que se mojen?
así que abrí la persiana un poco más y miré la calle... el suelo estaba un tanto mojado.

 

Me fui a la ducha a mojarme también e incluso en uno de esos gestos que repetimos cada día hasta cometí el error de atusarme como si fuera al trabajo.


montada la bici y a punto se salir miré nuevamente la terraza... había gente, fumadores empedernidos sentados en las sillas tomando café... y no entendí nada hasta que en lugar de mirar al suelo miré al cielo: estaba despejado.
La humedad del suelo era tan solo la humedad de condensación del ambiente...

 

Con la sonrisa en la cara tomaba café en un bar cercano en el que Mario me preguntaba... que, hay algo especial hoy?
tras pagar iba en busca de Helen.

Tal vez no es el prototipo de mujer vasca el que encontré en Helen y no solo porque es rubia con ojos azules, no, siempre he pensado que la mujer vasca es de caracter y no es que Helen no lo tenga, al contrario, pero el suyo con ser fuerte es al tiempo muy dulce, al punto que íbamos hablando con  absoluta tranquilidad y normalidad.

Al llegar a La Panadella la sorpresa, con llegar con media hora de adelanto fue la de ser casi los últimos....
jajaja
así es este grupo.

Fuimos, como es ya una costumbre a intercambiar ideas, conceptos y planes mientras tomábamos alguna cosa en el bar de un Hostal de los que tienen solera de verdad.


la solera le viene por estar situado en un punto clave del recorrido de la antigua nacional dos, ahora sustituida en ese tramo por una autovía, la que comunicaba Barcelona con Zaragoza/Madrid.

Era muy usual en tiempos pasados parar en La Panadella, hacer un alto en ese primer escalon de la orografía.
 

Enric nos enseñaba, ademas del pedazo de bici que tiene, su generosidad.

 

Y Lluis nos enseñaba porque está enamorado de esa pequeña parte de Catalunya... 


en realidad era ese dulce paisaje quien se presentaba ante nosotros con la naturalidad que le dá la primavera, presumiendo de un color verde plateado y mate, teñido con cortes de amarillo...

El Cami de Sant Jaume era nuestro soporte, con algún repechon y sendas escondidas, en ligera bajada nos acercamos a la magnífica Cervera con historía, universidad y privilegios ganados en el pasado, si bién en ese momento no pasamos por sus calles, nuestra ruta, teñida de pequeñas casas solariegas, ermitas semiabandonadas y casas rurales seguía el valle que se extiende por el lado sur de la ciudad de Cervera.
la llegada a Tarrega y el paso por parte de sus calles y plazuelas escondidas era el principio del regreso... 

El regreso, en ligera ascensión nos preparaba para degustar en el Casal de Cervera una comida espectacular, el buen tiempo nos seguía acompañando y pudimos degustar la cocina catalana en una terraza junto a una plaza que nos enviaba, vistas y sonidos de pueblo.

Nuevamente en marcha, unas nubes amenazadoras se mostraban ante nosotros y lejos de amedrentarnos nos sacaron unas sonrisas...

Uno de los comentarios que íbamos repitiendo era justamente que como era posible que después de tanta previsión de lluvia, estuviéramos quitándonos ropa por tanto calor en lugar de poniéndonos ropa de lluvia, las nubes representaban la justificación a la necesidad de haber traido esa ropa de lluvia.

A medio camino entre Cervera y La Panadella, los truenos eran muy audibles y especulamos sobre la dirección de la tormenta y la lluvia que a modo de cortinas era perfectamente visible.

Un poco más alla girábamos hacia el norte acercándonos a la nacional y la autovía mientras transitábamos por la carena de las pequeñas montañas que se prodigan por La Segarra, con ese giro también nos acercamos a la tormenta que ya no teníamos delante ni lejana sino sobre nosotros.

En un cruce, cayéndonos gotas sobre las monturas debíamos de tomar la decisión... que como en tantas ocasiones era una doble pregunta:

La corta? o la larga?

La larga, la ruta más larga mientras la lluvia caía con algo más de fuerza sin ser molesta.

Llegábamos a La Panadella y las sonrisas seguían en las caras y con ellas nos fuimos a hacer planes futuros nuevamente al Hostal de la mañana.

Nos despedimos con un hasta la próxima y guiños en las mentes.

Regresábamos en el coche como el que ha vivido algo habitual, Helen estaba muy contenta con haberse decidido a venir con nosotros y creo poder decir que todos nosotros quedamos encantados con su presencia, su forma de hacer y el trato generoso hacia todos nosotros.

Es un grupo estupendo y esta frase no es una repetición de lo dicho, es una realidad.

Gracias a todos una vez más.

las fotos de una gran jornada

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157643940718754/

 


La Segarra, segunda parte.

Sábado 26 Abril 14.  Quedada La Segarra II

 

así nos convocaba Lluis en una nueva edición... acompañando a esa convocatoria de unas fotos espectaculares de La Segarra en ebullición...

 

Y tras la ruta esto escribía....

 

La mañana inquieta señalaba nubes indecisas que se movían a un paso esquivo. Miraba, aun de noche, al cielo y a la ropa tendida frente a mi casa que movida por el aire no daba error o duda sobre lo que nos íbamos a encontrar: viento

Enfilando la C15, enlazo con la A2 que, presta, me lleva a Cervera, el día parecía que iba a despuntar pero finalmente las nubes se han apropiado del cielo no dejando apenas al sol cumplir con su cometido, un viento, en ocasiones frío nos ha acompañado toda la jornada.

En Cervera, junto a los Mossos y un centro de atención al visitante, colocado en un lugar equivocado, he puesto cara a Oscar (Taffer) ... Oscar ilusionado por el evento de entrada me ha preocupado un poco, he presentido que podría pasar como pasa con esas películas que de tanto oir hablar de lo buenas que son, cuando las ves sientes un pequeño desencanto (altas eran sus espectativas)... pero creo que no ha sido así.

Mas tarde Daniel ha dejado de ser otro avatar al que acompañaban sus acertados comentarios en el foro. Tanto uno como otro eran los nuevos invitados de esta segunda "sesión Segarrera" y la verdad, empiezo a pensar que hay algo entre el destino y lo atávico que quiere que se confabula para que volvamos... y esto es así porque no es posible que La Segarra se nos ha querido ocultar un tanto durante todo el día

hasta que ...

ha llegado la última hora del día en la que la luz se nos ha presentado con toda su fuerza...

Desde el coche volviendo por la carretera que me había traído, la he visto, embrujadora, una luz dorada, horizontal me invitaba a parar en la cuneta de la autovía para que saboreara ese paisaje que no es capaz de captar mi máquina de fotografiar... Miraba al horizonte, miraba los campos próximos y me iba retorciendo en el habitáculo preguntándome sobre lo que hacer para concluir que no, que no debía de parar porque eso, lo que trasciende a nuestro mundo normal, nos tenía preparada esa visión para, de esa manera, obligarnos a volver ... y eso es lo que vamos a hacer.

La zona por la que nos ha llevado Lluis era para el que os escribe una zona desconocida. Si, había oído hablar de los Castillos del Sió pero... pensaba que era un reclamo turístico más que otra cosa y ello no hace honor a la verdad.

Piedras que han sido talladas en el medievo configuran una red de castillos y fortificaciones que situadas en los altos de las ondulaciones de La Segarra, hacían la labor de defender la frontera del momento, como se nos ha explicado en los libros, los pueblos fueron creciendo alrededor de esas fortificaciones y ya más adelante el abandono parecía haber podido con la historia ...

pero...

El hombre, destructor en demasiadas ocasiones de la naturaleza y de su propia obra, es capaz en otras ocasiones de reconstruir lo destruido y crear, nuevamente, sin tanta carga histórica si queréis pero con una delicadeza envidiable, los rincones de esos pueblos perdidos que merecen una visita obligada para contemplar tan solo esa luz dorada que choca y tamiza esas piedras marrones capaces de embelesar al mas incrédulo.

 

Lluis nos ha enseñado un pequeño trozo de ese paraíso y nosotros, pobres mortales, nos hemos dejado llevar esperando que todo eso estallara con el sol que no ha venido del todo a nuestro encuentro y de esa forma quedársenos un regusto de melancolía que nos hará volver .

No obstante ello, para compensar ese sabor, algo amargo, a medio dia hemos ido al Area de Guisona donde por 5 euros por barba hay un menú un tanto especial: un buffet libre, paraíso del gourmet un tanto carnívoro, bebidas y café... aparte.

Hay quien tenía el regusto acentuado y se ha marcado cuatro platos entre pecho y espalda y ha regresado cantando sobre la bici... esperando al café que ha faltado a la cita.

Veis porque volveremos a La Segarra?

6/26/56

Seis amigos Rodaderos: Lluis, Lluis, Paco, Oscar, Dani y yo
Ventiseis, sabado del mes de Abril
Cincuenta y seis Km.

Un placer que espero repetir...

Ya hay planes, ya hay fechas en nuestras mentes, tan solo queda abrir otra convocatoria...

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157644429769853/


Quizas debiera de explicar

 

Quizas debiera de explicar, pero tal vez las fotos explican más que lo que yo puedo explicar de aquel fin de semana en el Montsec.

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157644111130367/

 

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157644513640442/

 

 


La Segarra, tercera parte

 

Abducido por el sonido del móvil que lanzaba sonidos e iluminaba suavemente  la habitación, poco ha tardado en aparecer la sonrisa en mi cara mientras que al tiempo me levantaba de la cama, un poco más
tarde, mientas las gotas del agua resbalaban por mi cuerpo una idea se ha instalado en mi mente, se trataba de una conversación que escuche hace años...

 

-Porque te levantas tan temprano para ir con la bici?

-Si me levanto temprano por una obligación como es la de trabajar, como no me voy a levantar temprano para ir a disfrutar?

 

Así salía, tras cargar la bici en el coche hacia La Segarra que en esta ocasión, nos tenía preparadas algunas sorpresas...

Un poco más allá de las 9 (habíamos quedado a las 9h30') aparecíamos unos cuantos de los nueve componentes del grupo de rodadores que nos habíamos conjurado para pasarlo bien.

Aparecía un siempre Candido dicharachero pletórico de buen humor dispuesto a desquitarse de alguna cuestión que le preocupaba, aparecía Paco con más planes que solo venir a la quedada... gracias a una autocaravana que tiene la suerte de poseer, Andres, con esos gestos elegantes y mirada peculiar, un nuevo componente en el grupo: Jose, sencillo afable y supongo que un poco sorprendido por lo que iba viendo, Lluis se ha presentado un tanto enigmático con una sonrisa bajo la mirada penetrante que simbolizaba los ases que guardaba ... Xavi, muy sonriente y discreto con ganas de disfrutar, iba igualmente comprobando que con ser nuevo poco le iba a costar acostumbrarse a una inercia que ya tiene el grupo y que arrolla... y
Jaime, que se perdió la segunda convocatoria pero nuevamente allí estaba con su magnifica Kona Rove verde... y por último Pacopol que es esa persona que no habla por no molestar pero a la que debes de prestar atención cuando lo hace.

Lluis ya nos lo había indicado: de entrante cuatro km de subida, que nos han parecido pocos, asfalto y buen ambiente, apenas coches y estos, cuando han aparecido se han comportado con mucho respeto, más compactos que en otras ocasiones hemos rodado cuando el paisaje nos lo ha permitido, que no ha sido siempre, puesto que hoy La Segarra tenía una nueva combinación de colores, si en las ocasiones anteriores el verde en sus diferentes tonalidades era el protagonista al que solo le arrebataba el protagonismo ese color rojo que tienen las amapolas, hoy se juntaba un amarillo a la fiesta y con el la paleta de colores alanzaba una nueva dimensión.

Los paisajes en esta ocasión tenían algo más, si en la quedada anterior veíamos castillos, fortalezas en los altos, en esta ocasión los pueblos estaban cercanos al paisaje, no sobresalían tanto y han sido nuevamente una sorpresa, a veces escondida, a veces en lo alto, a veces ...

Lluis, a veces sorprende mucho... muchísimo diría yo puesto que nos ha hecho llegar a un pueblo increíble: Guimera desde lo alto.

Con el pueblo a nuestros pies, accediendo desde su castillo y fortaleza, hemos ido bajando una vez visitada la iglesia (donde Candido ha hecho de electricista) por las calles empedradas hasta la plaza y el río...

Guimerá es un amable pueblo que tiene esa virtud que cada vez más nos cuesta encontrar en los pueblos: todas las casas desde lo alto se ven con idéntica cubierta, todas son de teja árabe, todas son del mismo color, las calles empedradas y muchas de las casas, la gran mayoría son de piedra, un lugar idílico para comer, para visitar, para disfrutar...

Solo quedaba volver, volver a disfrutar de los paisajes, del río Corb, de las ocurrencias, de las risas, de la compañía, de la anécdota entre Candido y Andrés, del inconformismo de Lluis, de todo.

 

Y así hemos regresado, con un cielo algo amenazador todo el día sin cumplir su amenaza, con algo de viento al final y más asfalto a la vuelta que a la ida a Santa Coloma de Queralt donde en una plaza de la que nos querían echar a pelotazos... jjj nos hemos animado nuevamente al calor de unas cervezas a hacer algo más, algo más al norte... a la búsqueda de nuevas experiencias y paisajes.

 

Gracias a todos, gracias Lluis!!!

estas son las fotos

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157644439204098/


Trescientos, muy cerca del fracaso.

 

En ocasiones las cosas no salen del todo bien o como mínimo no salen como las imaginabas

Son las 6h20 de la mañana y algo se mueve al tiempo que emite un zumbido con una música que lo acompaña...

Es posible sonreir durmiendo?

En realidad no sonrío al despertarme todos los días que me despierto para coger la bici o con el ánimo de cogerla, esa es la realidad como también lo es que la mayoría de los días esa sonrisa aparece mas temprano que tarde... pero solo en los días muy especiales la sonrisa aparece aún cuando no he abierto los ojos... como en el día de este pasado sábado.

Poco después de ese momento el agua de la ducha corre por mi piel buscando el final de la bañera para pederse allá en lo indefinido y al igual que el año pasado he pensado en esos momentos que ese recorrido del agua era una metáfora del recorrido que me esperaba..

que cerca estaba de lo que luego ha sucedido...

Así que tras tomar un primer tentenpie, bajaba a la calle con Esperanza y con la esperanza de poder lograr mi reto, el de este año, el que cada año realizo para, únicamente, saber como estoy físicamente... los años anteriores repetía un recorrido conocido al que llamo con cariño "el pasillo de casa" se trata de un recorrido cercano a la costa y que me lleva hasta el delta del ebro... voy y vuelvo por el mismo recorrido, el que hago a la ida, pero ... este año es diferente en todos los aspectos es tan diferente como que no es posible viajar ni en Junio ni en Julio y nada claro hay en Agosto... así que hace bien poco que en el foro de Rodadas se abrió un hilo que iba mirando como el que mira un espectáculo de esos que dan en la 2 sobre vida salvaje: con curiosidad, con la lejanía de no pertenecer a ese mundo y con algo, mucho diría yo, de atracción...

Una palabra tan solo oída en alguna ocasión: Brevet.

Unas preguntas, unas averiguaciones, la curiosidad que te llevaba a tener más curiosidad... todo ello y el inicio del cambio de estación que está próxima en este mes de Junio...

Brevet de 300, de 600, de 1000... km o más...

Y pensaba... lo más que has hecho son 260Km y terminaste muerto...

Pero... a veces un simple comentario te abre una puerta insospechada: Ese comentario era más o menos el siguiente:

"Si con una btt haces 250Km con una bici de carretera seguro que haces 300Km..."

no tengo exactamente lo que se llama una bici de carretera pero mi cabeza empezó a dar vueltas.

y a hilvanar un plan....

La mañana despacio iba haciéndose mientras tomaba mi primer café con leche una vez embadurnada mi piel de protección solar... un ligero temblor en los labios acompañaba las primeras pedaladas y mi mente comenzaba a ser bombardeada con pequeñas reflexiones e ideas de viajes pasados...

solo el que tenga fe lo logrará.
tu puedes hacerlo.

Tras un primer intento de unos tres km, vuelta para casa, me había dejado los mapas de la ruta prevista y aunque tenía estudiado el recorrido no quería ir sin ellos.

La C-15b es una carretera conocida para los que vivimos en esta parte del Baix Penedes que te lleva al corazón del mundo del vino: Vilafranca del Penedes.

Conocedor de la ruta por haberla realizado en dos viajes hace años he ido escalando km. con los ojos pegados en el velocímetro... el viento en contra que a media subida ha cambiado.

Tras alcanzar un alto más allá de la población, comienza la bajada hasta cruzar un río bastante desconocido: el Bitlles para, tras subir un nuevo alto bajar a otro muy conocido: El Anoia.

Pero antes... paro, oigo un ruido en la rueda trasera, es un clavo... aún así, tengo la suerte de que la cámara no se deshincha.

Dicen que lo mejor para hacer una brevet es ir en grupo y aprovechar el tirón y la rueda de otros compañeros pero yo, pienso... es que de eso no tengo. No tengo la experiencia de ir en grupo por carretera, mi bici no es de carretera y me gusta ir solo... es lo que hay...

Con el viento a favor subo la Panadella que es un alto de media altura y que tiene una gran ventaja a la que se ha sumado otra: la llegada hasta Cervera, que es en ligera bajada... ese momento, con el viento a favor era el momento de dejarte ir... en el velocímetro veía cincuentas...

A media bajada paso a un ciclista que está parado pero poco tarda en alcanzarme, es una chica, de Vilafranca... me pasa como una exhalación pero yo no doy ni un pedal, luego finalizada la bajada intento mantener el ritmo y poco a poco la voy alcanzando... no, no es exactamente así... creo que se ha dado cuenta de que voy más o menos a su ritmo y me espera.

Un cambio de impresiones que me dejan a la altura del betún...
...."hace casi un año que no la cojo y voy a ver a mi pareja a Lerida" ...

jajaja
 

bici de carbono y dos piernas que como leí en una ocasión referidas a otras "son dos columnas jónicas"

 

jajaja

 

En la entrada a Cervera nos separamos, ella para Tarrega yo para Agramunt. Tal y como he visto que hacen los que hacen estas travesías, en el pueblo paro y tomo el segundo desayuno del día y a no perderme... puesto que he cogido una L303 en dirección a Bellver D'Osso

Los pueblos se han ido sucediendo y con ellos la barrera de los cien Km ha caído; En Agramunt una nueva parada: algo de bebida y comida.

Tras Agramunt un nuevo asfalto, el de la LV 3025 hacia Balaguer hasta el cruce con la C-26 que desemboca un poco más allá en la C13 y aquí ha sucedido la segunda y la tercera eventualidad por un lado la cámara de la rueda del clavo ha dicho basta y por otro el viento de costado me ha saludado diciendome que quería ponerse de cara...

He pasado paralelo al río Segre por la circunvalación de Balaguer dejandolo por mi derecha con un viento considerable e iba sin agua, así que en Termens a pie de carretera decido parar para comprar agua en Casa Maribel pero veo que hay mucha gente comiendo y decido quedarme.

Miraba la bici mientras comía, recordaba como la compre, como vendí a Mensajera y como casi sin conocerla nos fuimos de viaje... un viaje duro. Pensaba en todo ello porque parece que lo he vuelto a repetir... sin conocerla lo suficiente un reto duro... muy duro... el toldo que me protege del sol no da margen alguno a la duda, silba... y de que manera... con el viento...

Y así me he ido, sin mucho más miramiento, el verdadero reto comenzaba en esos momentos... y con el una nueva carretera: la N240 a la que, como poseso, me he pegado, el viento de cara se lo ha tomado con calma, el perfil en ligero ascenso también y era yo el que lentamente sufría las consecuencias de ambos, lentamente limaban mi moral, mi físico, mi velocidad... de veintes he pasado a quinces y de quinces a doces, tan solo quedaba circular a menos de diez cuando un alto de 580m remataba mi brevet: el Coll de Lilla

A la altura de Montblanc, cuando en mi mente se afianzaba la idea de coger el tren en la ciudad de Tarragona una abeja impacta en mi casco y decide aguijonear la piel de mi frente... noto como el animal lo intenta sin conseguirlo del todo y sufro un dolor que va aumentado a cada intento.

Cruzando Valls, nuevamente la N240 seguía siendo mi soporte, conocedor del peligro que me aguardaba me lo he tomado con suma calma: la noche se va haciendo realidad.

Tarragona inmaculada me aguardaba en esta ocasión con ese sentimiento que produce el ver a casi un zombie con el piloto automático puesto... Km 250... voy a la estación y lo que supongo se hace realidad: no hay tren, son más de las diez de la noche

Pegado a la N340 en un tramo que conozco bastante bien por formar parte de ese pasillo de casa del que he hablado en esta y otras ocasiones iba con solo una idea: llegar.

Vueltas escapando del tráfico, las luces en su sitio y yo pensando en una idea: un poco más, un poco mas...

En Torredembarra paro a hacer un bocata y comienzo a pensar en la jornada

Cuando cojo la bici se enciende la luz roja de la batería de la luz delantera y decido circular con la luz apagada en lo posible con tal de ahorrar... los paseos marítimos, salvo el de Calafell están bastante desiertos.

La alegría ha vuelto a mi cara y a mi ser cuando, tan solo me quedaban por hacer los tres km últimos.

Suenan las dos de la madugada en el reloj de la iglesia cuando accedo a casa...

Simplemente brutal para mi.

este ha sido el recorrido

http://ridewithgps.com/routes/4916654 

y estas las fotos que hoy no han sido muy vistosas

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157645148693393/


Bcn-Port Ginesta 20/12/2014

 

Tras organizarse una quedada en el foro de Rodadas, propiciada por Elena, les propuse un recorrido que en ocasiones he facilitado a quien ha necesitado salir desde la ciudad hacia el Sur... este recorrido en realidad nace desde la estación de Francia en la ciudad para subir por Montjuic y visitar tanto las instalaciones Olimpicas como los diferentes puntos desde los que se ve la ciudad, pero Elena había decidido quedar, con buen criterio, en un punto más centrico como era la Plaza España.

 

Tras el recorrido, esto escribí:

En la noche aún cerrada el crepitar de la persiana en su guia me ha despertado... pienso en ese duermevela que te saca una sonrisa porque sabes que estás en un momento genial...

ahí fuera hace frío, aquí no y sonríes, me ha dado tiempo a pensar que nos aguardaba un día tal vez con una cierta dureza.

pero no por ello a mi rostro ha dejado de asomarse una leve sonrisa.

salto de la cama aún de noche y tras el ritual matinero que incluye un tentempie y un café con leche  enfilo de noche el paso  a Sitges... M ...   da!!! el foco no tiene batería.... jjj menos mal que la luz trasera funciona.

Contra todo pronostico cojo el tren anterior al que había previsto y llego a Sants antes de hora ello me permite visitar algunas calles que hacía tiempo que no veía... en Sants y por el Paralel, no hay, sorprendentemente mucha actividad a esa hora, algo de frío y poca humedad son mis acompañantes. Al fin doy con mis huesos en una taberna en cuyas paredes hay decoración de bicis, de carreras pasadas, incluso algún componente de bicicleta existe como decoración y le pregunto a una simpática camarera por esa decoración... me dice que se trata de su marido y que ella con el y sus hijos salen en bici a menudo... la miro y pienso mientras habla...

llego unos diez minutos antes de la hora y me encuentro con todo el grupo... soy el último me digo...

Habéis oído en que consiste la táctica de los polvorones?


les suelto a modo de presentación al tiempo que de mi alforja sale un taper con polvorones...
miro de reojo al personal, conozco a algunos a otros no... pero observo que tal vez hoy esa tactica no sea necesaria.

En un descuido, mientras reparto unas gorras que alguien presente me dió en su momento diciéndome aquello de que yo las podría repartir a la gente del foro (de Rodadas), alargo una bolsa con un regalo que imagine ayer noche cuando lo vi colgado de una percha...


sonrisas y ganas y a ello que vamos.

me pongo al frente con tal de que el grupo regule y miro el relojito y busco cercanías al 10 mientras subimos por montjuic ya en lo alto nos dejamos caer hasta el paseo de la zona franca que apenas tiene tráfico y un poco más adelante, la rambla bajo la línea de metro numero 10 es una sorpresa para la mayoría de ellos...

es un momento de relax en el que el grupo aprovecha para conocerse y departir... el sol está oculto tras las nubes, se muestra tímido pero tras pasar por El Prat aparece en el cielo en un requiebro con la autovía de castelldefels sobre la que pasamos por una pasarela peatonal enfilamos los campos del delta.

La carretera de acceso a la playa de gava dispone de un carril bici explendido cuyo tributo, en su momento, fue demasiado alto para poderlo poder construir.

ya en el paseo marítimo la arena se acerca y un poco más allá en castelldefels aún está mas cerca, pero no es hasta a la altura de la avenida de los baños cuando la tenemos tan cerca que podríamos meter las ruedas en ella facilmente.

muy cerca del apeadero el carril bici se acaba y pasamos a un paseo mas estrecho, al fondo el Port Ginesta, en sitges, nos aguarda y allí que llegamos, al final junto a un restaurante, una playa que se creó a la sombra de una de las ampliaciónes del puerto y por ello aún virgen nos aguarda...

aquí nos podeis ver.

https://www.flickr.com/photos/61993885@N05/sets/72157649868210401/

Despues de alcanzar nuestro deseo, nos hemos ido a celebrarlo y me han permitido contar batallitas del pasado pero... alguien ha cometido el error de mirar el reloj y se ha dado cuenta que el tiempo nos quemaba...

 

así que por otro recorrido más directo no nos ha quedado otra que apretar y así llegar un poco forzados a la ciudad.

 

otra ronda de polvorones y confabularnos para otra ocasión ha sido el colofón y la despedida de esa miniquedada.

 

Jaime, te debo un polvoron... jjjj

PD. Jaime, uno de los componentes del grupo, no ha tenido más remedio que avanzarse porque llegaba tarde a trabajar.